Ignoro que es lo que me permite escribir sobre este papel que se encuentra encima de mi mesa.Creo que quien sea quiere que cuente a mis hijos o al mundo lo que me ocurrió.
Empezaré a contar mi historia,una historia que a algunos sorprenderá porque lo que me ocurrió es algo inimaginable…aunque,desgraciadamente hizo que yo muriera de un infarto cardiaco.


Soy una mujer viuda de 67 años,desde que murió mi marido hace 3 solo he contado con la compañia de mi perro,nadie viene a verme excepto mis hijos y mis nietos los fines de semana pero aun asi paso el resto de la semana sin nadie con quien hablar ya que vivo en una zona de la ciudad con pocas viviendas y menos vecinos.
Siempre he tenido la mania de cuando voy a acostarme mirar bajo la cama,no se porque lo hago pero es una costumbre que tengo desde hace muchos años.Mi marido me veia hacerlo cada noche y se quedaba extrañado aunque no le culpo por eso ya que ni siquiera yo sabia porque lo hacia.Desde que el murio mi vida se vino abajo,no solo por lo mucho que le queria sino porque desde el dia en que vivo sola todos los dias que pasan me parecen iguales,siempre hago lo mismo:me despierto de madrugada,saco a pasear al perro por las aburridas calles de mi barrio,hago los trabajos de casa,llamo a mis familiares de vez en cuando y viendo la tele se termina mi dia.

Pero a la noche,despues de un dia cansado y al terminar de cenar me fui a dormir un poco tarde.Al entrar en la habitación me puse el pijama,encendí la luz de la mesita y como siempre me puse de rodillas delante de la cama,levanté el edredón y vi a un hombre frente a frente!
Me quedé paralizada pero el se fué acercando poco a poco,arrastrandose,yo intenté gritar con todas mis fuerzas pero no lo conseguí,al momento sentí un fuerte dolor en el pecho,como un pinchazo tremendo,de repente se me fueron las fuerzas y me desplomé al suelo viendo como aquel hombre se acercaba poco a poco a mi…
Ya no recuerdo nada mas.Ahora estoy aqui,escribiendo estas ultimas palabras en esta carta de despedida y viendo caer mi ultima lagrima sobre el blanco papel.Si me doy la vuelta aun puedo ver mi cuerpo tirado en el suelo pero…hasta cuando?Espero no tardar en irme de este mundo porque escuchar las pisadas de ese hombre paseandose por la casa son insoportables.


Quizá también te interese: Entre brumas, Historias paranormales
COMPÁRTELO


 
Top