En la mayoría de los casos, siempre se produce por muertes inesperadas, ya se asesinatos, posesiones diabolicas o cualquier hecho que desembocan en suicidios. Lo común en estas casas poseídas es que se escuchan ruidos, voces o quejidos, risotadas, tambien se mueven objetos y se ven espectros o fantasmas deambular por la casa.
Una teoría referente a lo antes escrito, se refiere a que, ocurrido un hecho suficientemente traumatico, como lo antes ya espuesto que haya provocado la muerte de una persona dentro de la casa, esto deja sucesos especialmente intensos emotivamente que habrían empapado con su energía emocional un objeto, en este caso una casa. Y esa energía en movimiento daría lugar a los fenómenos típicos. Esta teoría implicaría la fascinante consecuencia de los objetos animados. Cosas bañadas con la energía de sus dueños que serían algo así como paralelos psicológicos de las personas que los usaron.

Existen métodos de investigación de este tipo de fenomenos paranormales que con la tecnología de hoy se hacen más fáciles y científico su estudio. Se recomienda el uso de cámaras fotográficas y de vídeo, fotografiar todos los lugares de la casa y grabarlos, tal vez lo que el ojo humano no sea capaz de percibir sí lo pueda hacer el lente de la cámara, también hoy en día se sigue usando la película fotográfica, sobre todo las de 800 a 1600 asa, con intenciones de captar posibles “energías” no visibles dentro del espectro humano. Por supuesto si se dispone de cámara con infrarrojos esto nos da un mayor campo para la investigación. Los medidores de temperatura son prácticamente indispensables en la investigación, las bajadas bruscas de temperatura indican el foco del problema o donde se sitúa en un momento determinado.

Esto explicaría la presencia, en ciertos lugares de apariciones espectrales. Pero desgraciadamente todo esto es todavía hoy indemostrable, al menos de forma tangible, ya que lo que si ha podido ser registrado por medidores de frecuencia, son cambios a nivel energético dentro de algunas de las ‘casas encantadas’ que han sido estudiadas. Habrá que todavía esperar a que sea inventado un aparato que nos de mayor información para determinar que realmente ocurre en una casa


Quizá también te interese: U-65, El Submarino Maldito
COMPÁRTELO


 
Top