La pregunta de cómo se formó el Universo ha inquietado durante toda la historia de la humanidad a filósofos primero y a físicos después. Con el correr de los años y la masificación científica, la pregunta inquieta a absolutamente todo el mundo. Sin ir muy lejos, la teoría del Big Bang es la teoría más comunmente aceptada, pero igualmente no tenemos pruebas empíricas para validarla definitivamente.
¿Cómo se formó el Universo?
Bien, comencemos a responder la pregunta hablando de la teoría del Big Bang o Gran Explosión. Esta teoría marca el origen del Universo hace unos 13 o 15 mil millones de años, cuando ocurrió una gran explosión que generó la expansión de materia y energía que dio lugar en última instancia a la formación de galaxias. La prueba más cabal del origen del Universo a través del Big Bang es la actual expansión de las galaxias y los quasars, que continuarían expandiéndose gracias a la fuerza expansiva de la explosión inicial.

Hay otro hecho que respaldaría la explicación del Big Bang para comprender el misterio del origen del Universo. Se trata de la radiación de fondo en el espacio, que es la temperatura que legó la explosión inicial, la cual se estima en unos 2.7 grados Kelvin.

¿Qué había antes del Big Bang? Esta es una pregunta más imposible de responder que la anterior, pero podemos teorizar al respecto y creer que en el instante anterior a la explosión inicial todo se reducía a un punto de densidad infinita. Los experimentos realizados actualmente con el LHC tienen el objetivo de reproducir a escala atómica lo ocurrido en esta explosión, para encontrar nuevas respuestas.
Con el correr de los años la teoría del Big Bang se ha convertido en un paradigma para la explicación de este misterio, y aunque no podemos probarla en laboratorio o reducirla a un experimento análogo, es la explicación que más convence a la comunidad científica en relación a este problema.

Quizá también te interese: El DIARIO DEL CONTRALMIRANTE BYRD – La entrada al mundo interior
COMPÁRTELO


 
Top