Mi nombre es Paola, la historia que voy a contarles es absolutamente verdadera por desgracia, esta en ustedes creerlas, pero que existen lo espiritus, puedo asegurarlo, yo lo oi…..
Estaba yo con mi madre en el living de nuestra casa mirando una pelicula, eran aproximadamente la 1 de la madrugada. En ese entonces yo tenia 8 años, mis hermanos y mi padre ya se habian ido a dormir, solo quedamos mi mama y yo.
Nosotros teniamos un comercio de venta de alimentos y el local se comunicaba con nuestro living. En aquella epoca mi padre frecuentaba los templos unmbandistas y era deboto de “San Jorge”. Por tal razon todos los jueves colocaba su foto y le hacia una ofrenda con velas y un vaso de cerveza.

Cada vez que alguno de nosotros necesitaba pasar por delante de la ofrenda debiamos decir “Permiso Señor” y cuando nos retiramos “Gracias Señor”.
Retomando, estaba en living mirando una pelicula con mi mama, en un momento determinado sentimos que alguien estaba en el local. Primero nos quedamos en silencio para ver si habiamos oido bien, y el sonido comenzo a ser mas claro era un sonido como el de que alguien arrastraba los pies y algo mas, podria ser una bolsa o algo asi.
Lo primero que pensamos era que habia un ladron en el comercio, inmediatamente llamamos a mi padre y el rapidamente se levanto tomo un gran garrote que teniamos y se dirigio al local.
Poco a poco fue mirando en los alrededores, pero nadie estaba alli.
Esa noche era jueves, por tanto estaba encendida la vela y el vaso de cerveza con la imagen de San Jorge.
Cuando mi padre pasa por delante de la ofrenda siente un aire frio que penetra su espalda como un cuchillo. Miro, pero nada, ni nadie(al menos visible) estaba alli.
Por unas cuantas noches no pude dormir, pero con el tiempo todo habia quedado en una simple historia de terror, hasta que….

Un día mi padre, aproximadamente al mes de los hechos comenzo a sangrar por la materia fecal. Fue al medico le realizaron estudios y resulto que tenia una colitis ulcerosa cronica.
Con el tiempo fuimos a una curandera vidente muy conocida y nos relato toda la historia que habiamos vivido aquella noche, sin que nosotros le contasemos nada, y nos dijo que un espiritu maligno habia ingresado al cuerpo de mi padre habia hecho ese daño y se habia ido.
Creer o Reventar dice el dicho, esta es mi terrible historia.

Quizá también te interese: El hombre feto, Historia Paranormal

COMPÁRTELO


 
Top