Según me contó mi padre, acá en una serrania de Perú, de donde él proviene, es muy común la aparición de “encanto”, o como más se le conoce, de “duendes”.
Bueno pues esta historia comienza así:
En la sierra, hace ya más de 15 años, en las alturas del pueblo (como más se le conoce,”la puna”), generalmente la gente anda sola y más si es en la época de invierno. La neblina que cubre todo este terreno no te deja ver mas allá de tus manos.
Pues este era el caso, una linda joven de nombre Romina, estaba andando en busca de uno de sus burros, que por la neblina se le habia extraviado; cuando de repente montado en un caballo se le aparece un joven del pueblo del cual ella estaba enamorada y como si de siempre se conocieran empezaron a hablar y hablar. Así continuamente el joven la visitaba, hasta que se dio el hecho que tuvieron relaciones sexuales.
GRANDE fue la sopresa cuando despues de hacer el amor, el supuesto joven le dijo: “Romina tengo algo que confesarte, yo no soy quien tu crees que soy”, y de un momento a otro la chica miro los pies del supuesto joven y en ves de pies de persona tenia patas de gallo, la chica del susto saltó de la cama, y el joven en el mismo momento, se transformó totalmente en el horrible ser que era,”un duende”.
Él, muy descaradamente la amenazó con que si contara algo, la mataría, o que si hablara con algun otro chico tambien la mataría, de este modo la chica se empezó a aislar de todos, causando la preocupación de sus padres, que según su antigua creencia la llevaron con un curandero que le pasó un animal por todo el cuerpo, luego lo abrió y llamó a la chica a un costado y le dijo: “ya sé lo que ha pasado, has tenido relaciones con un duende”.
La chica, hecha un mar de llantos no pudo ocultar mas el hecho y se lo contó todo a su madre.
Al cabo de unos pocos días,la muchacha empezó a sentirse mal, fue bajando de peso rápidamente con llagas en todo el cuerpo hasta que al final murió.
Nada se pudo hacer para salvarla y quien sabe donde esté su alma errante, hasta el dia de hoy…

Quizá también te interese: La Dama de Negro, Relato Paranormal
COMPÁRTELO

 
Top