Estos extraños fenómenos comenzaron misteriosamente el 9 de septiembre de 1967, en Alamosa, Colorado. Ese día, Lady, un caballo palomino de montar, de tres años de edad, fue encontrado mutilado a orillas de un claro en el rancho de Harry King. De los codos hacia arriba, todos los rastros de cuero y carne de Lady habían desaparecido. Sólo el esqueleto de la cabeza y los codos fueron encontrados. El subsecuente examen practicado por un patólogo de Denver reveló que la carne había sido cortada con tanta precisión como para descartar el uso de un cuchillo. El examen también excluyó la posibilidad de que los depredadores hubiesen causado la muerte del animal. Un examen ulterior reveló que todos los órganos vitales del animal habían sido removidos excepto el cerebro. Sin embargo, los fluidos del cerebro y de la sangre habían sido drenados del cuerpo.
En los últimos veinticinco años, por lo menos 20.000 vacas han sido mutiladas con precisión quirúrgica en una superficie estimada de 3, 32 millones de kilómetros cuadrados, aproximadamente un tercio de todo el territorio de Estados Unidos.
Las teorías pueden agruparse en tres puntos de vista diferentes: platillos voladores, satanismo o la CIA. Se ha reportado actividad OVNI antes y después de las mutilaciones. Trazos físicos de indeterminado origen, en muchos lugares de mutilación, sugieren una extraña presencia. La mayor parte de las agencias estatales han descubierto, al investigar el fenómeno, fragmentos de evidencia que, en forma colectiva, pueden apoyar la teoría de los OVNIs. Considerando la carencia de huellas reconocibles en los lugares de mutilación, la ausencia de perpetradores, la falta de ruidos o disturbios, la falta del ladrido de perros, la remoción quirúrgica de órganos selectos, y el drenaje de la sangre de las víctimas hacen pensar en el grado de perfección de los métodos empleados.

Pero no sólo las vacas han sido víctimas de mutilaciones. A eso de las ocho de la noche del 6 de diciembre de 1978, el hacendado Richard Fanning, de Norway, Carolina del Sur, y tres compañeros vieron una luz brillante de tres metros, acompañada por otras cuatro pequeñas luces de colores que sobrevolaban el corral de cerdos de Fanning. El objeto siguió al auto por el camino. “Observamos un gran círculo de luz, de unos tres metros, sobre los árboles, al otro lado del henar. Bajo esa brillante luz estacionaria había otros pares de luces rojas y verdes” declaró Fanning. “No se oía ruido alguno desde el punto donde estaban las luces… Nos dirigimos en auto hacia casa mientras las luces nos seguían detrás. Iba a casa a buscar mi arma de fuego cuando, la luz blanca viró y regresó al corral de cerdos”.
Dos días después, el joven granjero descubrió dos cerdos muertos en su corral. Uno de los animales estaba muerto de pie, mientras que el segundo estaba postrado sobre un lado, sin quijada, Cuando Fanning tocó el cerdo mutilado, el cadáver parecía esponjado, gelatinoso y sin peso. Cuatro años antes, otras mutilaciones ocurridas en Texas habían enfurecido a los ganaderos, quienes habían traído a un guardabosques del Estado y a un inspector privado, con la esperanza de resolver el misterio.

Quizá la respuesta del enigma esté en otro lado. Considerando toda la evidencia lograda, la posibilidad de intervención ritual es la más débil. Es cierto que el culto satánico existe y que ha sido reportado pero si los cultos fueran los responsables de las “mudas” mutilaciones, los mismos solo explicarían parcialmente algunas de las facetas del fenómeno; otras quedarían sin respuesta.
Quizá también te interese: Astrónomo capta la explosión de un OVNI
¿Estará una agencia gubarmental usando el ganado para probar raras especies de bacterias, investigaciones láser o radiaciones de microondas?, ya que también se han reportado helicópteros misteriosos en los lugares de mutilación; o ¿Será acaso experimentos biológicos extraterrestres? El fenómeno sigue en el misterio, al igual que los responsables.
COMPÁRTELO


 
Top