Mi historia ocurrio hace unos 5 años, en casa de mis padres, la urbanización donde vivia fue construida sobre un cementerio indigena, eso lo vinimos a saber mucho tiempo despues.. pero bueno iniciare mi historia.
Yo estaba en la universidad y siempre llegaba tarde a casa, entonces hacia lo mismo de todos los dias, entraba a la casa, cerraba la puerta, revisaba la cocina, me volteaba a mirar a la puerta y subia a mi cuarto, un dia cuando voltee a mirar a la puerta vi la silueta de alguien frente a la ventana, enseguida corri hacia alli y abri, pero no vi nada, entonces pense que era sugestion y subi a mi cuarto, me dispuse a acostarme a dormir, y apague todo, cuando me estaba quedando dormida, empece a escuchar una respiración fuerte, que cada vez se hacia mas fuerte, entonces quede paralizada, cuando de repente me voltie hacia el frente vi una silueta en el techo que venia sobre mi, sentia una presión en el pecho que me impedia gritar… entonces mentalmente oraba, sentia alguien sobre mi, pero nada, no veia nada, despues de 1 hora me libere, así sucedio durante noches y noches, era una tortura para mi, no dormia de pensar que en cualquier momento empezaba esa respiración y mi pecho!

se oprimia, un dia me acoste temprano, ya tenia una lampara de mesa y la mantenia encendida, cuando me estaba quedando dormida, ocurrio lo mismo de las noches anteriores, con la diferencia que senti que alguien que no podia ver, me quitaba las cobijas, y me jalaba, yo con toda mi fuerza me aferraba a la cama pero eso que estaba en mi cuarto seguia jalandome, lo que recuerdo es que me arrastro por toda la habitación, yo gritaba y golpeaba la puerta para que alguien me abriera, “dice mi hermana que escucho los golpes en la puerta, pero que tenia mucho sueño y no presto atención” despues como de una hora por fin no se como logre liberarme y abri la puerta y corriendo baje donde mis padres, quienes me vieron despelucada y llorando les conte lo sucedido y esa noche durmieron conmigo, pero así fue todas las noches, despues de eso, llegaba a mi habitación y se sentaba al lado de mi cama como cuidandome, siempre senti su presencia, pero jamas logre verlo, a veces ivan mis amigos a!
visitarme y entraban y sentian una extraña sensación que los hacia salir de allí de inmediato.. dure así 4 años, hasta que mis padres decidieron que nos debiamos ir… y por fin acabo mi tortura, decian que era un fantasma que estaba enamorado de mi, pero afortunadamente no lo volvi a sentir.

Quizá también te interese: Relatos paranormales, La Eterna

COMPÁRTELO


 
Top