¿Qué es la bilocación?



¿Bilocación: estar en dos lugares a la vez?

  • La bilocación es el fenómeno por el que una persona puede estar en dos lugares al mismo tiempo. La bilocación parece físicamente imposible va contra las condiciones de la materia que conocemos. Los casos de bilocación que se atribuyen a santos los expertos los explican en su mayor parte como réplicas fantasmales o como paraedolias o imaginaciones.
  • Lo cierto es que la bilocación va unida a la historia de numerosos santos. Hay casos de bilocación en la historia que han sido documentados, investigados donde hubo testigos y están en la historia de la Iglesia.
  • Generalmente en el caso de los Santos se toma como un hecho milagroso, ya que este don no se da para la conveniencia del que lo recibe sino para prestar ayuda a sus semejantes o en el desempeño de una función a cierta distancia que el Santo había olvidado.

San Alfonso María de Ligorio (1787)

  • Hay documentación donde se verifica la existencia de testigos creíbles que atestiguaron que en varias ocasiones vieron al Santo en dos lugares diferentes al mismo tiempo. Una vez en un púlpito predicando un sermón y al mismo tiempo estar en el confesionario.
  • En otra ocasión se sabe que en Nápoles el Santo estaba en Nápoles predicando a los estudiantes cuando al mismo tiempo una mujer pobre fue a buscar al Santo en Pagani, un hermano al abrir la puerta le dijo que el Santo estaba en Nápoles. De repente San Alfonso apareció y le dio a la mujer la limosna que necesitaba.
El incidente más extraordinario de la capacidad de este santo para la bilocación tuvo lugar cuando el Papa Clemente XIV estaba muriendo.

El hermano Tannoia un compañero del Santo  obispo relató:

En la mañana del 21 de septiembre de 1774, Alfonso después de decir misa se sentó en su sillón, parecía postrado y sumido en sus pensamientos sin moverse, sin hablar sin pedir nada. Permaneció sumido en este estado todo el día y la noche. Durante todo este tiempo no tomó alimento, ni hizo señal de quitarse la ropa para ir a dormir. Las personas que le vieron quedaban extrañadas preguntándose qué ocurría. 

La mañana del 22 de septiembre el Santo seguía igual como en un éxtasis prolongado. Su familia no sabía que pensar. A primera hora de la mañana del 22 de septiembre el Santo hizo sonar una campana para anunciar que deseaba decir misa. A su señal el hermano Romito y todos sus familiares corrieron a la habitación del obispo. Al ver tanta gente el santo preguntó en tono sorprendido, ¿qué pasa? Le respondieron este es el segundo día que usted no ha hablado, no ha comido ni ha dado señales de vida. San Alfonso comentó, tienes razón, pero he estado ayudando al Papa que acaba de morir. Poco después se supo que Clemente XIV había muerto el 22 de Septiembre a las siete de la mañana, a la misma hora que el éxtasis de San Alfonso terminaba.    


Quizá también te interese: El Misterio de Triángulo de las Bermudas, El Vuelo 19

San Gerardo Majella (1755)

Era miembro de la orden de los Redentoristas fundada por San Alfonso, y también hay documentación donde se cuenta experimentó el fenómeno de la bilocación en varias ocasiones.
  • Un día tenía que recibir una respuesta sobre un asunto urgente en un lugar llamado “el Muro”, como la respuesta no llegaba le dijo a un compañero del monasterio que iría hasta allí. Al día siguiente se le vío en aquel lugar mientras que sus compañeros aseguraban que no había abandonado el monasterio.
  • En otra ocasión el Padre Margota reveló al Dr Santorelli que San Gerardo aunque “había estado en su habitación “ sin embargo por otro lado había pasado la noche en éxtasis ante el Santísimo Sacramento en el coro de los Franciscanos.



    Santa Lydwine de Shiedam (1433)

    La santa fue víctima de numerosas enfermedades lo que lo mantuvo en cama postrado. En una visita de Prior de monasterio de Santa Isabel en la isla de Doorne, (un lugar donde el Santo nunca había estado aparentemente), la santa le contó al Prior una exacta descripción sobre como era el Refractario, las celdas, la capilla, la sala capitular.

    El Prior quedó asombrado y le preguntó: “Pero, ¿cómo sabes todo esto si no puedes salir de la cama?. “Padre mío, respondió la Santa con una sonrisa, “he estado allí con frecuencia cuando estaba en éxtasis…”



COMPÁRTELO


 
Top