Cuenta la leyenda que durante la sección diabólica que planearon estos chicos las cosas no salieron como ellos lo tenían planeado pues la vida les preparaba una muy desagradable sorpresa.
Mientras que invocaban al mismo Satanás para ofrecer sus almas a cambio de tener una vida muy importante y llena de dinero, se dice que de pronto apareció una figura de un hombre que se encontraba oculto entre la oscuridad pero no se podía distinguir muy bien. De pronto supieron que era el mismo diablo en persona quien había hecho su aparición.
Después de que ellos ofrecieran sus almas a cambio de mucha riqueza, la figura en la oscuridad les pidió que a cambio de lo que ellos querían deberían ofrecerle cabellos y sangre de ellos para maniobrar el conjuro.
Tan rápido como pudieron se hicieron cortes en las manos y cortaron un poco de sus cabellos; aquella figura en la oscuridad desapareció al igual que como llegó, pero de pronto sintieron dentro de sus cabezas aquellas carcajadas burlonas que se escuchaban dentro del lugar. Salieron rápidamente gritando alegremente pensando que muy pronto serían los 5 chicos más ricos de la ciudad.

En cambio las cosas no serían así… algo muy malvado les esperaba tarde o temprano. Después de aquella noche en la caverna hicieron un pacto de jamás contar nada de lo que había pasado en aquel aterrador lugar lleno de maldad y odio.
Después de una semana no había pasado nada en sus vidas, seguían tan pobres como siempre o más aún, sin un duro en sus bolsillos. Se reunieron una noche de tantas y empezaron a hablar sobre el asunto de aquella noche, cuando de pronto la figura aparece de nueva cuenta con la misma risa burlona dentro de sus cabezas y de pronto escucharon una voz diferente a la anterior que les decía consecutivamente cada vez más rápido y rápido hasta no entender la palabra “muerte”.
Salieron corriendo de la casa pero en sus mentes los gritos continuaban, cuando de pronto uno de ellos se encontraba sin sentido en medio de la carretera y con un fuerte golpe y un grito vacío. La sangre salpicó sus caras; el chico, en la asustada huida, había sido atropellado por un autobús.
Se comenta que al siguiente día acudieron a una bruja blanca para que les ayudara. Después de contar todo lo sucedido a la bruja, dicen que cuando la bruja tocó a uno de ellos, vio como si fuese un sueño algo muy malo en ellos, además pudo ver de forma premonitoria la muerte de ellos. La bruja se soltó llorando y les gritó desesperada “váyanse de aquí”. Los chicos salieron asustados de aquel lugar al que buscaron refugio y obtuvieron rechazo, después de eso comentan que uno por uno fueron muriendo con accidentes muy fatales.
Durante cada fin de semana justo el día que tuvieron la visita de aquella figura extraña, fueron muriendo uno por uno. Uno de ellos se encontraba camino a la iglesia para contar a un sacerdote lo sucedido cuando de pronto unos ladrillos cayeron sobre su cabeza, pues había una obra junto a la iglesia.
El tercero de ellos murió quemado en su habitación; jamás hubo una explicación del incendio.
El cuarto de ellos fue secuestrado y entregado en piezas a su familia, sin embargo nadie pidió jamas un rescate.
El último de ellos grabó un vídeo donde contaba todo lo sucedido en la caverna, con la bruja e incluso las muertes de sus compañeros. Se dice que el chico al terminar el vídeo se pone una pistola en su boca y dispara.
Fue así como mucha gente se enteró de lo sucedido con los chicos, gracias al vídeo que grabó uno de ellos aunque muchos comentan que las muertes fueron obra del destino y el chico del vídeo era un loco demente.
Se dice que después de ver el vídeo las autoridades acudieron a la caverna donde en lo muy profundo de ella encontraron las fotografías de los 5 chicos atadas con sus mismos cabellos y su sangre usada como si fuese pegamento además de encontrar restos humanos como si hubiesen sido desollados.


También te puede interesar: La hora de la Bruja, Historia Paranormal
COMPÁRTELO


 
Top