Una noche estaba conduciendo hacia Cuernavaca, en la carretera Federal De México, la lluvia no cesaba y menos el viento, a los 15 minutos se pincho un neumático , con frió y viento salí, era un maldito clavo, saque las herramientas para poner el repuesto pero sentí que alguien me observaba , seguí mi camino cuando sentí algo en el asiento de atrás, por mi experiencia pare el coche miré y no había nadie y de pronto algo me golpeó dejándome en el suelo , al volverme vi no sé como describirlo… era mi compañera de trabajo Karla pero a la misma vez no era ella, tenía los ojos rojos…...
De pronto me vino a la memoria quien podía ser en realidad, el espíritu de una bruja que presencié cuando estuve en el D.F, fui para exorcizarla pero no funcionó y el fantasma que la retenía a ella era ahora el que tenia Karla dentro , en fin cuando la vi me levante para agarrarla y tranquilizarla pero no funcionó, me azotó contra el auto y me golpeó…no sé como volvió todo a la normalidad, cuando me acerqué a Karla le pregunté que le pasaba, ella se levantó y de nuevo el fantasma se metió en ella y volvió a golpearme hasta que empecé a decirle una oración muy extraña y difícil de pronunciar pero muy efectiva ,de pronto pronuncié lo siguiente “Abandona este cuerpo te lo ordeno regresa al mundo de los muertos ahora” de pronto Karla empezó a vomitar y a convulsionar y lo que salió de ella no se como describirlo… 

Era como un fantasma muy real de una mujer muy hermosa que abrió los ojos eran rojos e hipnotizantes, de pronto se fue , se esfumó, y ahora Karla era ella misma, la levanté, la abrazé y después nos fuimos de ahí, cuando llegué a la “Sede” investigué para darme cuenta que el fantasma era el de una bruja del año 1893, una bruja hermosa que encontraron culpable de matar vírgenes en rituales y por ese motivo la quemaron y seguramente ahora debe estar en el infierno sufriendo por sus crímenes .


También te puede interesar: Espiritismo en la caverna, Historia Paranormal

COMPÁRTELO


 
Top