Hablar de espectros que vienen de otro lado, es abrir una puerta a otro mundo… con estas palabras, Shirley Mclaine rechazó el papel de la madre de las niñas en la película donde Steven Spielberg fue co-guionista y director no acreditado de algunas buenas escenas. Entre las cuales, se encuentra una en que son usados esqueletos humanos reales.

A poco del estreno de la película, en 1982; Dominique Dunne, actriz que personificaba la hija adolescente de la familia, fue asesinada brutalmente por su novio.


Por su lado, la casi protagonista Heather O’Rourke, recordada y bonita niña de cabellos rubios y ojos azules, que había trabajado en los tres filmes, a poco de finalizar el rodaje de “Poltergeist III”, en 1988, se levanto con fuertes dolores, para luego fallecer en el hospital, con un fatal diagnostico : estenosis intestinal. Enfermedad tan extraña como repentina. Tenía solo 12 años.


La mala fortuna continuaría con más raras desapariciones, el actor de origen indio: Will Sampson, fue convocado para interpretar a un chaman con poderes curativos en “Poltergeist II”. Al terminar el rodaje, este hombre fue consumido por el cancer. Otro actor: Julian Beck, que en la segunda parte encarnaba a un maléfico sacerdote, fue hospitalizado al terminar el rodaje en una clínica de Los Angeles, y se vio atacado por otra misteriosa enfermedad, que origino su deceso semanas después.

También su tuvo conocimiento que otros miembros del equipo técnico y artístico, fallecieron a poco de finalizar los últimos rodajes de la saga. Hay quién dice que no han hecho una 4ª parte de la película porque tienen miedo que el film ocasione más muertes.


Quizá también te interese: La canción maldita, Gloomy Sunday

COMPÁRTELO


 
Top