En Irlanda hay una ciudad que esta llena de túneles y pasadizos medievales, se cuenta que uno de los propósito por el cual estos túneles fueron construidos fue para albergar a las personas victimas de el gran mal que azotaba a toda Europa en la época  la enfermedad de “La Peste”, nadie sabe de donde venia pero lo que si no era muy difícil de ver era que día tras día se hacia cada vez mas grande el numero de victimas por la cual esta enfermedad pasaba cobrándoles la vida.

Los médicos de aquel tiempo no tenían explicación alguna para este mal, pese a los pocos avances de la ciencia. Por eso creyeron que había una causante de la expansión de la enfermedad, y la culpable era una inocente niña de ocho años a la cual Dios no le decidió un buen destino, y fue la primera que se conoció en el país con la terrible enfermedad de la Peste.
Por lo tanto la pequeña fue aislada de todos, para evitar así la transmisión a otras personas, ella fue así enviada a los pasadizos de la ciudad. Allí al encontrarse desamparada rodeada de humedad, oscuridad, ratas y otras cosas que hacían el ambiente desagradable, no es difícil pensar que la pobre niña muriera muy poco tiempo después.
No obstante, fue casi en vano el trasladar a la pequeña, ya que la maldita enfermedad continuo arrazando con gran parte de Irlanda (y de Europa) y y la niña, por lo tanto, fue la primera pero no la ultima en habitar los pasadizos de la ciudad.
Un día  ya en el siglo XX, cuando ya habían pasado mas de 400 años del trágico mal de “La Peste”, una muchacha japonesa decide ir a explorar aquel pasadizo, y estando allí comienza a escuchar un llanto de niña, y sigue el sonido que la llevaba a un rincón del lugar donde estaba una pequeña de vestimenta medieval, la cual comenzó a contarle que el motivo de su llanto era que cuando la trasladaron a tal descomunal lugar no le permitieron llevar con ella ni a sus muñecas. Al oír esto la joven corrió a la jugueteria mas cercana a comprarle la mejor muñeca a a la niña fantasma y desde entonces a este lugar vienen gran cantidad de personas, y muchos de ellos no se olvidan de llevarle un juguete de regalo a aquella pequeña que murió enferma y sola en un horrendo túnel.

También te puede interesar: Tumba Juguetona, Historia Paranormal
COMPÁRTELO


 
Top