Este extraño animal ( posiblemente una deformación de un becerro) fue fotografiado en Tailandia. Su extraña apariencia da la ilusión de parecer un cuerpo humano, por lo cual es objeto de adoración y culto en el pueblo donde se “encontró”. A veces, la naturaleza tiende a jugar con los genes de maneras bizarras.

x




Quizá también te interese: El Japiñuñu o la mujer alada del Perú
COMPÁRTELO


 
Top