Como ya hacía un tiempo que no escribía sobre ningún artista macabro. Hoy, para resarcirme, os traigo al bueno de Shain Erin. Este artista plástico, aficionado al mundo del arte desde muy pequeñito nunca ha tenido manías en cuanto a los métodos para expresarse; dibujo, pintura, escultura y medios digitales entre otros, son los más comunes en sus trabajos. Aunque en los últimos años las posibilidades y el potencial que le han ofrecido los muñecos se han convertido en una obsesión para él.

Desafiando las convenciones y los prejuicios sobre el “arte” y su elaboración. Erin se basa en una amplia gama de influencias incluyendo en el mundo del arte a  la mitología y a la cultura popular, para crear una perspectiva única sobre la muñeca como una forma de arte.

Shain tiene una licenciatura de Bellas Artes en el Art Institute de San Francisco y sus trabajos son conocidos y han sido expuestos en multitud de galerías a lo largo y ancho de todo Estados Unidos.

Su gran pasión es la momificación:

Quizá también te interese: Arte macabro al detalle, Kristopher Kuksi












También te puede interesar: Maya Kulenovic, pinceladas de oscuridad

COMPÁRTELO


 
Top