Hormigas
A un grupo de científicos se les ha ocurrido la idea de inyectar hormigón en el interior de un hormiguero, y tras el endurecimiento de éste, escavar toda la zona para dejar al descubierto la estructura. 

El resultado es realmente sorprendente, teniendo en cuenta el tamaño de las hormigas y extrapolando los resultados a la escala humana, la Gran muralla china no es más que una ridiculez al lado de este hormiguero. 

Estas pequeñas constructoras de la naturaleza son capaces de crear verdaderas maravillas que pese a lo avanzado de la tecnología humana, dudo mucho que algún día igualemos. Disfruten del video.





Quizá también te interese: El arte macabro de Michael Hussar

COMPÁRTELO


 
Top