Se trata de un vídeo de apenas un minuto de duración, en el que un hombre comienza a grabar dentro de su casa el sonido de unos golpes, que ocurren afuera. Siguiendo el origen del ruido, el hombre sale  y sube al techo, donde tiene un espantoso encuentro.

VIDEO
COMPÁRTELO


 
Top