Posibles incidentes paranormales caseros 

Los casos de casas embrujadas son extremadamente raros, pero siempre es interesante y curioso repasar los signos de la posible presencia de espíritus. 

1. Sonidos inexplicables 

Toques en la puerta, raspadas, objetos que caen… En ocasiones, incluso puertas, armarios y cajones abriéndose para luego cerrarse. Todos estos sonidos suelen ser oídos por los habitantes de la casa. 



2. Luces parpadeantes 

Con la presencia de “otros”, muchos aparatos eléctricos y bombillas se encienden y se apagan a placer, cambiando de estado de pronto. A veces, el sujeto que lo experimenta sabe con certeza que ha apagado el dispositivo en cuestión y lo encuentra encendido o a la inversa, dejándolo atónito. 

3. Objetos que desaparecen y vuelven a aparecer 

Este incidente se conoce como Efecto de los Objetos que Desaparecen. En muchas ocasiones estas desapariciones se deben a despistes de los dueños de la casa. Se trata de esas ocasiones en las que un objeto, que creías que estaba en su lugar de siempre, no aparece por ninguna parte, pero tras buscarlo concienzudamente vuelve a aparecer en el sitio esperado. 



4. Sombras extrañas 

Se trata de esos movimientos, formas o sombras que vemos por el rabillo del ojo en ocasiones. Muchas veces se corresponden con efectos de la luz o son fruto del cansancio, sólo en casos que no coincidan con ambas razones, podemos llegar a pensar que se trate de un fenómeno paranormal. 

Quizá también te interese: La Estación Fantasma de Kymlinge.

5. Comportamiento extraño de las mascotas de la casa 

Los animales de la casa pueden reaccionar ladrando, maullando, hacia algo que no podemos ver. A veces incluso pueden rechazar entrar en una habitación en la que solían pasar el tiempo. Esto se puede deber a que los animales tienen los sentidos más desarrollados que nosotros. 



6. ¿Alguien me observa? 

Esa sensación tan común de que alguien nos mira, podría considerarse causada por un espíritu si ocurre demasiado a menudo en un hogar. 

A partir del punto número siete, entramos en el campo de lo siniestro. Estos son incidentes extremadamente poco comunes. 

7. Movimientos inexplicables 

El hecho de oír objetos que se mueven sin estar nosotros es cosa de niños comparado con ver cómo se mueven en nuestra presencia. Algunas personas aseguran incluso que han sentido como alguien se sentaba en su cama o como los tocaba. 

8. Susurros y lloros 

Tal y como dice el título de este apartado, sonidos humanos que resultan algo preocupantes si se añaden al punto número 7. 



9. Zonas de la casa repentinamente cálidas o gélidas 

sin ninguna explicación algunas partes de la casa cambian de temperatura al azar, sin motivo alguno. Según los especialistas esto se puede deber a la presencia de un espíritu. 

10. Perfumes cuya fuente resulta desconocida 

De pronto, en casa, un olor que no conocemos o que nos recuerda al de alguien que conocimos. Este fenómeno suele estar acompañado de sonidos o sombras sin explicación. 

Los incidentes que siguen al número diez ya entran dentro de los fenómenos realmente paranormales como apariciones, ataques físicos y objetos que levitan, pero estos, además de ser de una rareza absoluta, excepto en las películas, nos llevarían a redactar un nuevo artículo por su complejidad. 

Tras repasar estos incidentes que podrían ser paranormales, nos damos cuenta de que son muchas las ocasiones en que vivimos experiencias similares en nuestras casas y, sin embargo, casi siempre y analizándolo fríamente, tienen una explicación lógica.

También te puede interesar: Fantasma de una Niñera Habita una Casa en Langsmeade, Reino Unido
COMPÁRTELO


 
Top