Desde el 22 de noviembre de 1963, se han publicado más de 2,000 libros, docenas de programas de televisión, películas e innumerables documentales sobre uno de los magnicidios más famosos de la historia: el asesinato de John F. Kennedy, trigésimo quinto presidente de los Estados Unidos. 



Hasta ahora, nadie ha sido capaz de probar otra cosa más que el hecho que tanto el FBI como la CIA ayudaron a la Comisión Warren, irónicamente destinada a esclarecer el caso, para encubrir lo que realmente ocurrió aquella tarde en Dallas, Texas. 

En este breve pero rotundo artículo, no nos dedicaremos a analizar la realidad conspirativa (decir teoría sería un insulto a la inteligencia), sino a resumir en 10 puntos las razones principales que pudieron tener los conspiradores para asesinar a JFK.

Uno debe considerar los hechos y verdades que llevan a deducir una oscura conspiración tras el asesinato del Presidente John Fitzgerald Kennedy. Estas verdades son: 

1. La familia Kennedy era (y aún es) miembro de una élite de los círculos financieros internacionales desde los días de Joseph Kennedy. JFK fue elegido presidente gracias al poder monetario y con la ayuda de la Mafia. Sin el total apoyo de los otros miembros de la élite jamás podría haber llegado al despacho oval. 

2. JFK y su hermano Robert F. Kennedy atacaron al crimen organizado en un esfuerzo por exponer a la Mafia ante el público y sesgar su poder. JFK y Sam Giancana, jefe de la mafia de Chicago, compartieron una misma amante: Judith Campbell Exner. Giancana colaboró con la campaña que le ayudó a JFK a hacerse con la mayoría de votos en Illionis y en la costa este. 

3. JFK se negó a permitir que la CIA y el ejército estadounidense atacaran Cuba, dando paso al fiasco de la Invasión de Bahía de Cochinos en 1961. Posterior a este incidente, el General y Subdirector de la CIA, Charles P. Cabell, acusaría públicamente al Presidente Kennedy de traidor. La CIA solicitó entonces los servicios de la Mafia para intentar asesinar a Fidel Castro. 

4. El 4 de junio de 1963, un decreto Presidencial casi desconocido, el Decreto del Ejecutivo Nº 11110, fue firmado con la autoridad básicamente para despojar a los Banco de la Reserva Federal de su poder para prestar dinero con intereses al gobierno federal de los Estados Unidos. Con el golpe de una pluma el Presidente Kennedy declaró que el Banco de la Reserva Federal, poseído por privados (Rockefeller y la Casa Morgan) estaría pronto fuera del negocio. También el retiro de las tropas de Vietnam sumaría al descontento de los banksters y el complejo Industrial-Militar. 

5. El Banco del Vaticano es una de la instituciones financieras más poderosas del mundo. Paul Marcinkus, el único estadounidense en lograr un puesto ejecutivo dentro de esta institución, era de Cicero, Illionis, un legendario baluarte de la Mafia. En 1994, Marcinkus fue acusado de lavado de dinero de drogas en un reporte de USA Today. Es sabido que existen operativos de agentes encubiertos de la CIA que controlan el transporte de narcóticos desde el origen; la Mafia, por otra parte, se encarga de la red global de distribución hacia el consumidor. Tanto el desaparecido Banco Nugan-Hand en Australia como otros en las Islas Caimán y Suiza, han participado de lavado de dinero narco de la CIA/Mafia. 

Quizá también te interese: La Leyenda de la Espada de Excalibur de San Galgano

6. Robert Francis ‘Bobby’ Kennedy, Fiscal General de los Estados Unidos y hermano del presidente, planeaba juzgar al vicepresidente Lyndon B. Johnson por diversos delitos. En el momento de la muerte de JFK, Johnson estaba sujeto a cuatro importantes investigaciones criminales: una por violación de contratos gubernamentales, otra por prevaricación, otra por lavado de dinero y una por soborno. Todas estas investigaciones terminaron cuando ascendió a la Presidencia sucediendo a JFK. 

7. En 1963, JFK estaba preparando una enmienda para estatutos de la Junta Nacional de Relaciones Laborales y el Servicio de Ingresos Públicos que evitaría que las importaciones estén exentas de impuestos a la renta. Estas enmiendas habrían afectado gravemente al comercio exterior y las ganancias de magnates como Aristóteles Onassis. Billones de dólares estaban en juego. El Presidente Kennedy fue asesinado tres días antes que hiciera públicas estas modificaciones. 

8. El Gobierno israelí no estaba contento con las presiones que estaba ejerciendo JFK en contra de su programa nuclear secreto y tampoco le placía mucho las simpatías del Presidente estadounidense hacia los árabes, o la utilización de hombres que antes habían sido empleados de los nazis en sus programas espaciales, tales como Wernher von Braun. 

9. Una carta escrita por JFK al director de la CIA, revela que el presidente demandó 10 días antes de su asesinato el ser informado sobre documentos altamente confidenciales acerca del tema extraterrestre. El memo secreto, con fecha 12 de noviembre de 1963, es una de las dos cartas escritas por JFK solicitando saber la verdad sobre los OVNIs. El documento fue liberado recientemente por la CIA. 

10. Muchos opositores, entre ellos Richard Nixon, temían que JFK ganara las elecciones en 1964, dándole así fuerza a Robert F. Kennedy para ganar las elecciones en 1968 y, quién sabe, tal vez en 1972. Todos estos hechos nos llevan a deducir que la ejecución pública de John F. Kennedy fue perpetrada por el «escuadrón» de la Mafia/CIA en asociación con un chivo expiatorio, Lee Harvey Oswald. Y no es una teoría conspirativa, sino una deducción lógica. Quiénes fueron los ejecutores y quiénes los autores intelectuales, quizás nunca lo sabremos, pero las razones que acabamos de enumerar nos dan una pista…
COMPÁRTELO


 
Top