Los amuletos y los talismanes han sido ítem de incalculable valor sentimental para cientos de miles de personas que creen en ellos y no pestañean a la hora de poner su suerte y destino en ellos pero la triste realidad es que los objetos malditos tienen mucho muchísimo más poder. Sea simple superstición o realidad lo cierto que las historias tras todas y cada una de las posesiones y artefactos que vas a ver a continuación le helaran la sangre hasta el más escéptico puede traspasan brutalmente la frontera de las coincidencias. 

Estos son los siete objetos más malditos el mundo: 

Número 7 
El Espejo de la Plantación Myrtles 

Esta es una historia sumamente grotesca, se trata de un objeto que se halla en lo que se considera popularmente y por mayoría unánime de los expertos como el lugar más maldito y peligroso en estados unidos y siendo un país con miles de historias esto ya es bastante es decir, la plantación Myrtles, se encuentren en el estado de Luisiana.

Fundada en el siglo 18, fue el típico lugar donde se vieron atrocidades cometidas contra esclavos cuyas vidas eran puestas a disposición de sus amos día y noche, hasta el punto que incluso las otras haciendas veían con malos ojos los horrores y los gritos desgarradores que venían de aquí, pero ese es sólo el principio esta residencia albergó una guerra de poder abominable, familiares se envenenaban mutuamente; una vez alguien preparó un pastel en el cual se colocaron hojas de adelfa, una planta sumamente venenosa, que acabó por matar a una mujer y a su bebe, por si fuera poco o quizá como explicación para esta disputa tan pútridas, la residencia Myrtles está construida sobre un cementerio nativo americano. Los dueños lo sabían pero, no les importó desecrar las tumbas y poner la mansión de la familia encima, en resumidas cuentas, se tiene como un lugar donde fluyen energías negativas muy poderosas. La casa alberga un objeto que está entre los más temidos del mundo, este Espejo: 

Durante décadas la gente ha dicho que ven cosas muy raras sucediendo dentro del mismo, los reflejos de quienes se ven en él a veces aparecen distorsionados de manera horrendas, otras veces dicen que una mujer y varios niños pueden verse reflejados con rostros descompuestos, moscas orbitando por las cuencas vacías de sus ojos, que aun desde la muerte te miran, el espejo de la plantación Myrtles es uno de los objetos más temidos del mundo. 


Número 6 
Pintura El hombre angustiado 


Uno no debe juzgar un libro por su portada, pero en este caso lo que produce ver fijamente al objeto numero 6 aparte de la angustia y el estrés es una poderosa sensación de intranquilidad y malestar, según lo que sí sabe, él artista que la pintó tenía serios problemas mentales, tanto así que utilizó su propia sangre mezclada con pintura para hacer en cuadro, se sabe que fue la última obra de este señor pues poco después de terminarla se suicidó. Se llama el Hombre Angustiado y ha pertenecido a la familia Robinson por tres generaciones. 

Sean Robinson el actual dueño, cuenta que su abuela siempre dejo que la pintura era maligna, porque el artista que la pintó tuvo una vida muy turbia, no se sabe muy bien por qué la señora jamás se deshizo del cuadro, pero ella fue bastante mal recibida en la familia cuando se le daba por contar que escuchaba voces macabras y llantos viniendo del sótano donde tenían la pintura, y tan pronto como Sean Robinson la heredó pudo transmitir justicia la memoria de su abuela, porque no sólo él si no su familia empezaron a experimentar fenómenos raros en la casa, el hombre todavía tiembla al recordar que su hijo se cayó por las escaleras y se hizo mucho daño la noche que colgó la pieza en el living, por si fuera poco todos han escuchado llantos de noche y susurros muy fríos viniendo escaleras abajo, el hombre trata de probar que lo que dice es verdad, subió muchos videos a youtube explicando su historia y filmando de cerca el cuadro si quieres verlo el link esta es la parte final del post pero cuidado pueden arruinarte el sueño. 



Número 5 
El zafiro purpura de Delhi 


Este objeto ha inspirado incontables películas de terror, es el vivo ejemplo de cuando el arte imita la vida porque se basa en una historia real, el Zafiro Púrpura de Delhi tiene una historia muy larga y de hecho se han filmado documentales al respecto, lo que le ha pasado a cada uno de sus dueños poco después de poseerlo es de no cree, anécdotas relacionadas con escala Laja datan de 1856. En la India, hubo un motín sangriento en el templo de Indra, esta joya era uno de los baluartes del palacio que por cierto estaba dedicada a un Dios Hindú de la guerra y el clima, entre escalones manchados de sangre un ladrón lo robó, fue comprado por un británico el coronel Ferriz quien la llevó a su país de origen casi inmediatamente los Ferriz se vieron sumidos en graves problemas financieros que nos llevaron a la ruina absoluta de alguna manera la familia relaciono al Zafiro con todo esto, así que lo regalaron a un amigo de la familia que no era supersticioso el hombre se suicidó meses después. 

En el año 1890 un escritor popular llamado Edward Heron Allen adquirió la joya poco después el sujeto se quejaba penosamente de una serie de desgracias acaecidas sobre él, entre ellos ruinas económica. Aquí empieza el horroroso y lo desesperante el señor Heron Allen regalo el Zafiro dos veces y las dos veces el regalo le fue devuelto por aterrados dueños quienes clamaban que les estaba yendo muy mal y que de alguna manera sabían que esa maldita gema tenía algo que ver. Estás preparado para la cereza sobre el pastel...? Preso de la rabia y el pánico el escritor se subió a un puente y arrojó la joya al río, tres meses después se la devolvió un joyero que la consiguió en la orilla. Esta anécdota casi hace que el hombre se quita la vida, pero afortunadamente llegó a una solución mejor puso la joya en una caja fuerte y la donó al museo de Historia Natural bajo la condición de que no abrieran la caja, sino hasta 3 años después de su muerte y que bajo ninguna circunstancia debía retornársele a su familia, sin duda una historia fascinante que es continua al día de hoy. 

Este objeto ha inspirado incontables películas de terror, es el vivo ejemplo de cuando el arte imita la vida porque se basa en una historia real, el Zafiro Púrpura de Delhi tiene una historia muy larga y de hecho se han filmado documentales al respecto, lo que le ha pasado a cada uno de sus dueños poco después de poseerlo es de no cree, anécdotas relacionadas con escala Laja datan de 1856. En la India, hubo un motín sangriento en el templo de Indra, esta joya era uno de los baluartes del palacio que por cierto estaba dedicada a un Dios Hindú de la guerra y el clima, entre escalones manchados de sangre un ladrón lo robó, fue comprado por un británico el coronel Ferriz quien la llevó a su país de origen casi inmediatamente los Ferriz se vieron sumidos en graves problemas financieros que nos llevaron a la ruina absoluta de alguna manera la familia relaciono al Zafiro con todo esto, así que lo regalaron a un amigo de la familia que no era supersticioso el hombre se suicidó meses después. 



En el año 1890 un escritor popular llamado Edward Heron Allen adquirió la joya poco después el sujeto se quejaba penosamente de una serie de desgracias acaecidas sobre él, entre ellos ruinas económica. Aquí empieza el horroroso y lo desesperante el señor Heron Allen regalo el Zafiro dos veces y las dos veces el regalo le fue devuelto por aterrados dueños quienes clamaban que les estaba yendo muy mal y que de alguna manera sabían que esa maldita gema tenía algo que ver. Estás preparado para la cereza sobre el pastel...? Preso de la rabia y el pánico el escritor se subió a un puente y arrojó la joya al río, tres meses después se la devolvió un joyero que la consiguió en la orilla. Esta anécdota casi hace que el hombre se quita la vida, pero afortunadamente llegó a una solución mejor puso la joya en una caja fuerte y la donó al museo de Historia Natural bajo la condición de que no abrieran la caja, sino hasta 3 años después de su muerte y que bajo ninguna circunstancia debía retornársele a su familia, sin duda una historia fascinante que es continua al día de hoy. 


Número 4 
El Pequeño Bastardo 

Tal como el número 5, el número 4 ha sido objeto de cotilleo en talla global se trata de un Porsche 550 Spyder. ¿Qué tiene de particular? Que es conocido como el auto que mató a James Dean. Un amigo del famoso actor había llamado al vehículo el “Pequeño Bastardo” no se sabe exactamente ¿por qué?, quizá fue una anécdota relacionada que sólo él y James Dean supieron, pero el vehículo finalmente hizo honor a su nombre y clamó la vida del actor. La carcasa fue comprada por un magnate de nombre George Barris, pero cuando la llevaba al taller mecánico en un tráiler unos de los eslabones de seguridad se rompió y el vehículo al moverse le partió la pierna a un mecánico dejándolo lisiado por siempre. 



Barris decidió no tentar su suerte y mando a deshuesar el vehículo, el motor y otras partes del Pequeño Bastardo fueron vendidas a los corredores Troy McHenry y William Eschrid, cuando los dos profesionales competían en la pista, sufrieron accidentes terriblemente aparatosos McHenry murió quemado, Eschrid por su lado sufrió un accidente que lo saco de la profesión para siempre, en cuanto al resto de Porsche fue restaurado pero sufrió un intento de robo poco después uno de los ladrones perdió un brazo intentando robar el volante para revenderlo, el otro se lastimó severamente tratando de llevarse uno de los asientos que todavía conservaba la sangre de James Dean, años después el garaje donde se hallaba el auto sufrió un incidente y se prendió en llamas, desbastando por completo el lugar. ¿Quiere saber algo más? El Pequeño Bastardo casi no sufrió ningún daño, el resto del taller quedo irrecuperable. 


Número 3 
La silla maldita de Thomas Busby 

Esta historia es francamente horripilante quizás se trata del objeto maldito más violento del mundo porque si la historia es cierta entonces un efecto es casi mediato y muchas fuentes toman todas y cada una de las historias relacionadas como verídicas. En el año 1702 un asesino brutal y carnicero llamado Thomas Busby fue sentenciado a pena de muerte en la horca, su último deseo fue una cena servida en su bar favorito el deseo le fue concedido cuando los guardias le hicieron levantarse de su silla luego de comer el hombre exclamo: Que la muerte llegue a cualquiera que se atreva a sentarse en mi silla…!!! 
El objeto quedo ahí y se convirtió en una atracción turística por eso fue conservada por siglos en la local, el problema es que se empezaron a hacer apuesta en torno a ella, pero la historia debidamente documentada comienza a partir de la Primera Guerra Mundial soldados, meseros y dueños del Bar afirmaron que todos los soldados que se sentaban en esa silla jamás volvían de la Guerra. 



En el año 1967 un piloto de la fuerza aérea real de Inglaterra sufrió un accidente de aviación, que clamó su vida tan solo horas después de haber almorzado usando esa silla, en una fecha distinta otro piloto de la fuerza aérea tuvo una muerte horrible, esta vez en su camioneta supieron que había utilizado la famosa silla tratando de probar que las supersticiones eran ridículas. La historia continúa aún más allá un obrero que también aceptó la apuesta de sentarse en ella murió esa misma tarde cuando el techo sobre el que trabajaba colapso, para entonces el terror que ocasionaba la silla era tal, que fue movida al sótano del establecimiento pero pidió que volviera a matar. Un repartidor que llevó mercancías se sentó en ella para hacer una gracita al dueño, el hombre murió en un sangriento accidente de tránsito nada menos que ese mismo día fue la gota que rebasó el vaso, la silla fue donada al museo local donde se puede ver hasta hoy pero por razones de seguridad hasta los más supersticiosos aprobaron que esta se amarrara a varios metros del suelo para que nadie en especial los graciosos puedan sentarse. Más vale prevenir que lamentar. 

Número 2 
Otzi. El hombre de hielo 

Decir que el número 2 es un objeto quizá sea algo arriesgado pues se trata de un cadáver, todas las personas que conocen su historia aseguran que está maldito, sería bueno preguntárselo a los exploradores que lo sacaron de su lugar de descanso en los Alpes el problema es que eso es imposible, porque todos murieron de manera trágica. Siete personas en el año 1991 consiguieron los restos de un ser humano que vivió hace más de cinco mil cuatrocientos años, su aspecto como es de esperar es horroroso pero lo verdaderamente tétrico del hallazgo se desarrollaría en los años siguientes, los siete exploradores que hicieron el descubrimiento y la remoción murieron, y no de manera natural. 

Uno, Helmut Simeón quedo triturado en una avalancha al explorar la misma zona donde consiguieron el cuerpo poco después , otro murió por un desorden extrañísimo en la sangre que jamás se le había detectado hasta después del incidente, en una de sus últimas entrevistas antes de morir el pobre tipo dijo que creía que este asunto estaba relacionado con el hallazgo, otro murió de causas no identificadas en su casa mientras escribía un libro sobre el tema, pero el peor de todos fue un hombre llamado Gunter Henn que sufrió un monstruoso accidente de tránsito, cuesta creerlo pero iba camino a una universidad a dar una conferencia sobre el hombre de hielo durante su funeral se reveló que otro de los ya pocos exploradores con vida Dieter Warnecke murió de un ataque al corazón y poco después otro más de esclerosis múltiple. 



Número 1 
La Diosa de la Muerte y La Mujer de Lemb 

Este difícil para muchos comprender el arte primigenio en este caso hablamos de una escultura que tiene más de 3500 años, se descubrió en 1878 en Chipre y se le llama La Diosa de la Muerte es parecida a la diosa de la fertilidad su forma no tiene absolutamente nada atractivo pero la supuesta maldición que trae consigo es algo aterrador, el valioso objeto fue poseído por los Elphont una de las familias burguesas más exitosas del mundo en aquella época 6 años después los siete miembros de la familia murieron en circunstancias dramáticas y extrañas, pero no es aquí cuando todos señalaron con el dedo a la estatua y le hicieron responsables de esta tragedia la historia apenas calienta motores la estatua pasó a posesión del señor Ivor Mannucci otro gran burgues de entonces, cuatro años después todos los miembros de su familia murieron. 


La diosa de la muerte pasó a manos de Thompson-Noel, cuesta mucho creerlo pero una vez más en cuatro años a futuro su familia quedó completamente obliterada de enfermedades, accidentes, asesinatos ya para entonces el objeto tenía una fama terrible, pero hubo alguien que no creían esas cosas Sir Alan Biverbrook, un gran coleccionista quien compró la estatua en lo imposible, lo impensable volvió a suceder primero sus dos hijas murieron siguió su esposa y finalmente en la ruina total él se quitó la vida. Lógicamente a partir de aquí nadie quería hacerse cargo del objeto así que fue donado al museo Escocés en Edimburgo donde puede ser vista. La pregunta permanecen ¿TE ANIMARÍAS A TENER ESTO EN TU CASA? 

MAS ¿La maldición de la muñeca Annabelle continúa?


Robert Johnson, El Músico que Pactó con el Diablo

COMPÁRTELO


 
Top