Un sueño lúcido inducido (WILD por sus siglas en inglés) es cuando te metes en un sueño estando completamente consciente de que estás ahí. ¡Esto te permite explorar posibilidades sin límites y vivir fantasías que sólo te has imaginado! 


Cómo tener un sueño lúcido inducido


1 Los sueños lúcidos se llevan a cabo al despertarte a ti mismo por la noche y luego caer en un sueño controlado de nuevo, que se produce estando plenamente consciente. También es posible usar esta técnica para cuando te vas a ir a dormir y no tienes mucho sueño (el paso 3, relajarte, es más difícil), y estás simplemente despierto en la noche o muy temprano en la mañana. 
Anuncio 

2 Programa un reloj despertador para que te despierte después de haber dormido aproximadamente 5 horas. Esto se hace para que te despiertes en el último ciclo del movimiento ocular rápido (REM por sus siglas en inglés) ya que ha sido comprobado que el sueño lúcido inducido funciona con más frecuencia que cuando lo haces a principios de la noche. 


3 Relájate. Inmediatamente después de despertarte debes estar completamente relajado si no te mueves, pero liberando toda la tensión muscular. Enfócate en cada parte de tu cuerpo empezando por tu frente y terminando en los dedos de tus pies. Cualquier tensión o incomodidad en tu cuerpo te distraerá de tu sueño lúcido inducido. 

4 A continuación, debes comenzar a ver patrones y colores extraños o imágenes distorsionadas que destellan en tus ojos. De nuevo, esto es normal pero no lo vemos cuando dormimos normalmente porque no estamos en una etapa del movimiento ocular rápido. No te enfoques en estas imágenes y no trates de controlarlas. 

Quizá también te interese: Grandes brujas de la historia


5 Pronto empezarás a ver imágenes más visuales como lugares o eventos. No trates de controlar dichas imágenes. Sólo observa pasivamente y continúa con la conciencia de que estás soñando. Lo que vas a ver se le llaman imágenes "hipnagógicas", que son las imágenes vistas directamente antes de entrar a un sueño y a partir de ellas se forman los sueños.

6 Con el transcurso del tiempo las imágenes parecerán extremadamente reales. Probablemente también percibirás que no puedes moverte, o escucharás un zumbido. Al experimentar esto te dice que estás cerca de la lucidez. Esta es la parte más difícil de permanecer lúcido pero continuar diciéndote que estás soñando y estar consciente de que sólo es un sueño. Tus sentidos se volverán parte del sueño y serás capaz de sentir, oler, degustar, escuchar, etc. En este punto ya estarás soñando, y con suerte, completamente lúcido. 


También te puede interesar: Espejos y su Poder Paranormal




MAS:



COMPÁRTELO


 
Top