Podría ser una leyenda urbana si en realidad las muertes no estuvieran policialmente confirmadas. Se trata de una curiosa historia que nos habla de un número de teléfono en concreto que te recomendamos no aceptar, se trata del 0888 888 888. Es fácil de recordar, lo sabemos, es tremendamente original, lo admitimos, pero por muy atractivo que te resulte nunca lo aceptes a no ser que quieras arriesgarte a que la ruleta de la fatalidad llame a tu puerta el día menos pensado…




El número de teléfono con línea al más allá


Lo creas o no hay gente que paga elevadas cantidades de dinero por disponer del número de teléfono más extraño y singular. Son muchos los que por ejemplo, tientan a la suerte y buscan la terminación 666, pero recientemente el que ha levantado mayor expectación, dados los resultados, es el 0888 888 888. Toda esta historia se inició en Bulgaria, cuando un rico empresario quiso disponer de un número de móvil fácil de recordar. El más sencillo posible. Así que no lo pensó dos veces cuando encontró el que acabamos de detallarte. Fue tarea fácil, puesto que Vladimir Grashnov era el director general de la compañía telefónica Mobitel en Bulgaria, su país. Decimos “era”, porque falleció. Falleció en tristes circunstancias: envenenado por un rival empresarial.

Bien, sigamos con esta curiosa crónica del teléfono maldito. Al fallecer Grashnov el número fue a parar a un tal Dimitrov Konstantin. ¿Y quién era este caballero búlgaro? Pues un jefe mafioso millonario gracias al narcotráfico. Tenía 31 años y acabó falleciendo en un restaurante holandés después de que un enemigo de la mafia acabara con su vida. Como ves, este número parece estar íntimamente relacionado con los bajos fondos… porque el siguiente en esta lista de “capos” fue precisamente un empresario llamado Dishliev. ¿Y cómo falleció? Pues casi del mismo modo. En una cena y de un disparo mientras sostenía en su mano el teléfono móvil asociado a ese número ya maldito.
Llegado este momento, la popularidad del 0888 888 888 era ya imparable. Tanto, que la necesidad imperiosa por poseerlo llevó a numerosos pujadores anónimos  a conseguirlo como fuera, pagando altísimas cantidades de dinero. Pero la policía, evidentemente, lo tuvo bloqueado durante bastante tiempo por temas de seguridad y para seguir investigando. Tiempo en el cual la leyenda urbana sobre el número maldito ha ido creciendo y creciendo.

Tanto fue así que la prensa internacional empezó a hacerse eco de la historia, permitiendo que periódicos de renombre como “Daily Mail” o “Telegraph” extendieran aún más la popularidad de este número y el deseo de muchos por poseerlo. Incomprensible deseo por cierto. Pero ¿y en qué punto se encuentra ahora mismo este curioso tema? Pues está zanjado y terminado. Por siempre jamás. Los responsables de la compañía Mobitel han desactivado el número y ya nadie podrá disponer de él nunca. Por si acaso el teléfono acaba antes con nuestra vida que con nuestro saldo…

MAS:


COMPÁRTELO


 
Top