La silla de la muerte 
Esta silla fue utilizada en 1702 por un condenado a la horca, Thomas Busby, como su última voluntad pues el prisionero pidió tomar su última cena en su pub favorito. 

Sin embargo, al terminar sus alimentos, Thomas dijo que todo el que sentara en su silla perecería a partir de su muerte... y así ha sido, por lo que estuvo guardada en el sótano del pub hasta 1972, en donde un empleado se sentó en ella y murió. A partir de ese año se donó a un museo local donde la tienen clavada a cinco metros de altura en una pared para que nadie se siente. 



El espejo de Myrtles 
Esta leyenda se remonta a 1796 donde una plantación se construyó sobre un cementerio de nativos americanos donde también se llevaron a cabo una serie de asesinatos, sin embargo en 1980 se instaló un gran espejo propiedad de los Woodruff, los nuevos huéspedes de la propiedad. 

La maldición de este lugar provocó que la familia muriera envenenada, pero los espejos de la mansión no fueron tapados tras su muerte, tal y como se cree en las tradiciones basadas en la superstición que deben taparse los espejos cuando alguien fallece para que su espíritu no se quede atrapado en ellos, por lo que desde entonces se cuenta que Sarah Woodruff y sus hijos se aparecen en el espejo y dejan las huellas de sus manos pegadas en el cristal. 



El 'Pequeño Bastardo' 
Así era llamado el Porsche Spyder 550 del actor James Dean y en el cual falleció el 30 de septiembre de 1955. Desde entonces lo que quedó del auto se convirtió en una leyenda, pues además de ser el último vehículo del actor, se dice que una maldición cayó sobre los restos del mismo ya que se ha demostrado que varias muertes han tenido que ver de forma directa con los restos del "pequeño bastardo". 

Asimismo, se sabe que actualmente los restos del Porsche están esparcidos en 11 trozos por todo el mundo, aunque también existe la leyenda que indica que el actual propietario, George Barris, lo tiene escondido en un museo indeterminado. 


La muñeca Annabelle 
Esta muñeca de la marca 'Raggedy Ann' fue comparada en la década de los 70's por una madre americana para su hija universitaria, sin embargo cuando Annabelle se instaló en la habitación de la chica, diversos sucesos paranormales comenzaron a ocurrir. 


El Hombre Angustiado 
Se dice que este cuadro fue pintado con la sangre de su autor quien después se suicidó, por lo que se ha convertido en todo un fenómeno en YouTube pues su dueño, Sean Robinson, ha subido a la plataforma algunos vídeos donde mostraba como dicho retrato provocaba portazos y diversos sucesos paranormales. 



El Castillo Belcourt 
Este castillo se construyó en 1894 por el magnate político Oliver Hazard Perry Belmont, pero desde los primeros días se han recogido testimonios de apariciones dentro de los muros, pues uno de los terroríficos actos más frecuentes es protagonizado por un par de sillas, las cuales están poseídas por algunos espíritus que cada vez que una persona se sienta en ellas, comienzan a sentir mareos, escalofríos, incomodidad, e incluso electricidad estática y presión corporal 'como si se sentaran encima'. Además se han da do casos en que los visitantes han salido disparados de las sillas por fuerzas invisibles sin explicación lógica. 



El vestido de novia 
En la Mansión Baker, que ahora un prestigioso museo, un viejo vestido de novia cobra vida y se mueve por las noches de luna llena, pues cuenta la leyenda que en 1849 la joven Anna Baker estaba enamorada de un humilde herrero con quien se comprometió, sin embargo el padre de Anna desterró a su amado a una ciudad lejana en Pennsylvania, pero entes de que se separara la pareja, la chica compró el vestido de novia por lo que se dice que la despechada prometida se reencuentra con su vestido cada luna llena, esperando que vuelva su amado para contraer matrimonio. 



La pintura 'The Hands Resist Him' 
'The Hands Resist Him' (Las manos se le resisten), creada en el año 1972 por Bill Stoneham, es conocida como la obra de arte más embrujadas de la historia, pues según relatos provoca incontrolables lloros, gritos e histeria. 

Después de ser comparada John Marley, quien falleció en 1984 en una fallida operación a corazón abierto, terminó en una cervecería de California, la cual se quemó pero solamente se salvó este cuadro. Posteriormente fue subastado en una página d e internet y adquirido por una galería de arte de Michigan, sin embargo también reportó grandes sucesos en torno a la pintura. 



La Caja Dibbuk 
La 'caja Dibbuk' es un pequeño recipiente para guardar botellas de vino que incluía un misterio en su interior, pues la propietaria original era una anciana judía que había sobrevivido al Holocausto y su última voluntad fue ser enterrada con la caja para poderla proteger de que los incautos se acercaran a ella, por lo que también prohibió a su familia abrirla ya que en su interior se encontraba un demonio llamado 'Dibbuk'. 

Después de que la anciana muriera, la familia la vendió a un tratante de antigüedades quien se la regaló a su madre, pero poco tiempo después la señora sufrió un derrame cerebral, por lo que el hombre decidió regalarla, pero no tuvo éxito. Fue hasta después de tener una serie de apariciones fantasmales en su casa cuando decidió anunciar la caja en una página de internet y fue comprada por Jason Haxton del museo de Misuri, quien escribió un libro investigando toda esta historia, la cual daría la película 'El origen del mal'.


Esto te puede interesar:  5 Viajeros Del Tiempo y sus Explicaciones

COMPÁRTELO


 
Top