Muchos residentes locales creen que el sitio está embrujado y que si entran, no van a poder salir. 


Cuando uno piensa en Transilvania, el primer pensamiento que viene a mente es, Drácula. Pero, poniendo a Vlad Tepes de lado (la persona considerada el modelo de Drácula), los majestuosos paisajes de la zona, son quizá, el hogar de los bosques más embrujados del mundo. El más famoso es el bosque Hoia Baciu situado fuera de la ciudad de Cluj Napoca, en la región histórica de Transilvania, Rumania. El área primero ganó reconocimiento fuera de la región cuando en 1968 el biólogo Alexandru Sift, mientras abordaba una expedición científica en la selva, tomó una foto de un disco en forma de OVNI. La foto del ufólogo alimentó interés en todo el mundo. Sin embargo, el bosque es conocido por mucho más que sólo el fenómeno relacionado con los OVNI. Entre la comunidad cazas fantasmas e investigadores de lo paranormal, tales como el Dr. Adrian Patrut, presidente de la Sociedad Rumana de Parapsicología, se lo conoce como el “Triángulo de las Bermudas de Transilvania”. 


“Algunos expertos creen que se trata de un verdadero Triángulo de las Bermudas rumano. La zona puede ser certificada como tal, sobre todo por vídeos y fotos excepcionales, junto a testimonios de investigadores que lo han estudiado durante décadas”, dijo el Dr. Adrian Patrut en el programa Ciencia y Conocimiento de TVR Cluj, de acuerdo con hoiabaciuforest.com. Los visitantes de la zona hablan de sentimientos intensos de ansiedad. Por otra parte, algunos de los que se aventuran adentro de los misteriosos bosques, salen con inexplicables erupciones cutáneas, arañazos, quemaduras y otros efectos como migrañas, náuseas, vómitos, e incluso sin la noción del tiempo. Para hacer las cosas más amenazantes, algunos de los árboles del bosque están retorcidos y deformes, como los representados en antiguos cuentos de hadas. Este paisaje se suma a la ansiedad experimentada por quienes ingresan de visita. En un área particular del bosque no crecen árboles. Algunos investigadores paranormales creen que esta zona es especialmente alta en actividad. 



Muchos residentes locales creen que el sitio está embrujado y que si entran, no van a poder salir. De hecho, según las leyendas de la región, el nombre del bosque surge en memoria de un pastor local que desapareció junto con sus 200 ovejas. Otras leyendas incluyen que los espíritus de aldeanos asesinados fueron atrapados en el bosque, y no son capaces de salir. Los visitantes del bosque a menudo oyen voces sin cuerpo, y a veces son testigos de cuerpos sin cabeza flotando en medio de los árboles. El Dr. Patrut se mantiene estudiando la zona desde la década de 1970, pero por desgracia, no hay conclusiones sobre esta extraña atmósfera del bosque. En los últimos años, el sitio ha atraído turistas, ya sea buscando encuentros fantasmales o experiencias espirituales. Hoy las leyendas permanecen enterradas bajo la cubierta de historias de fogón. Sin embargo, la impresión duradera de este bosque se debe a la consistencia de relatos y gran cantidad de evidencias fotográficas. 

COMPÁRTELO


 
Top