¿Recuerdas cuando eras un niño y te reunías con tus amigos para hacer una sesión de espiritismo? Si ahora dedicas un segundo a recordar tu pasado, es probable que te acuerdes de aquellos misteriosos sonidos que escuchabas mientras estabas en la sesión. Es posible que estés pensando que era simplemente tu imaginación de la infancia. ¿Pero realmente era si?


Una sesión de espiritismo se define como una reunión de personas que intentan comunicarse con los muertos, normalmente a través de un médium. Estas “reuniones” han tenido lugar durante siglos, y aunque las herramientas y los métodos utilizados para llevar a cabo una sesión de espiritismo han cambiado con el tiempo, los principales elementos y objetivos siguen siendo los mismos.

Pero lo que muchas personas desconocen es que estas sesiones se convierten en verdaderas invitaciones para entidades sobrenaturales. Estas entidades pueden sentir los intentos de comunicación, aunque en algunos casos es posible que estos espíritus no sean del todo inofensivos. Pero si incluso así deseas comunicarte con los espíritus u otras entidades mediante una sesión de espiritismo, solo tienes que seguir leyendo.

Un poco de historia

Como ya mencionamos en el artículo dedicado al nacimiento del espiritismo, a mediados de la década de 1800 las sesiones se celebraban tradicionalmente dentro de un círculo formado por asistentes conocidos como “niñeras”. El propósito del círculo era crear un campo interminable de energía para atraer a los espíritus. El círculo se formaba con sillas colocadas alrededor de una mesa redonda u ovalada. Dependiendo del médium, a las personas presentes se les pedía cogerse de las manos, sujetarse de la muñeca o simplemente colocar las manos sobre la mesa.

Pero no fue hasta 1848, que tres hermanas de Nueva York, Leah, Margaret y Catherine Fox, se convirtieron en noticia por su inusual capacidad de comunicarse con los con los espíritus. Incluso las hermanas Fox aseguraron que un espíritu les reveló que había el cuerpo sin vida de un hombre enterrado en el sótano de su casa, aunque esto no se demostró hasta 1904. Maggie y Kate, las hermanas más jóvenes, se comunicaban con los espíritus mediante la tiptología, sonidos generados por golpes. Y en poco tiempo las hermanas se convirtieron en celebridades internacionales y llevaron a cabo sesiones de espiritismo para los ricos y poderosos.
Peligros durante una sesión de espiritismo

Antes de comenzar con la guía definitiva para comunicarse con los espíritus mediante sesiones de espiritismo, tenemos que advertir de los peligros que puede conllevar el uso de esta práctica. La gran mayoría de expertos en lo paranormal aseguran que la sesiones son una puerta abierta para espíritus y entidades del mas allá y que pueden permanecer durante unos minutos o pueden optar por quedarse mucho más tiempo. Pero el verdadero peligro comienza en el momento en que la comunicación se hace incorrectamente, ya que pueden acceder a nuestra realidad entidades malévolas o no humanas. Estas entidades se pondrán en contacto con nosotros con un único objeto, causar una daño irreparable a nuestras vidas.



Sesión espiritismo

Realmente no hay manera de saber quién o qué responderá después de una comunicación inadecuada. A veces puede ser divertido, grosero, amenazante, o algo peor. Pero recuerda, el peor de los casos puede ocurrir dependiendo de quién o qué se encuentre a tu alrededor.

Antes de realizar una sesión de espiritismo

Después de esta introducción y de los peligros que puede conllevar este tipo de comunicaciones, ahora te estarás preguntando cómo puedes realizar una sesión de espiritismo, y aunque te parezca increíble no es nada difícil. Con un poco de preparación y guiándote con estos sencillos pasos, en cualquier momento puedes intentar ponerte en contacto con tus seres queridos fallecidos. Pero antes de comenzar la sesión de espiritismo, responde a las siguientes preguntas:

¿Cuáles son tus objetivos para la sesión de espiritismo? ¿Cuál es tu verdadero propósito?
¿Hay una persona en particular con la que te gustaría ponerte en contacto durante la sesión de espiritismo?
¿Dónde vas a realizar tu sesión de espiritismo? Te recordamos que no es necesario hacerlo en un lugar embrujado.
¿Quién te gustaría que participase? Dependiendo con quien estés, la comunicación será mucho más fácil.
¿Con que te vas a comunicar? Puedes usar prácticamente cualquier elemento esotérico, como un tablero de Ouija o un péndulo.
¿Vas a grabar tu sesión? En ocasiones, las cámaras de video y grabadoras de voz digitales pueden recoger fenómenos de voz electrónicas que no puede ser escuchados en el momento en que se está celebrando la sesión, pero que posteriormente pueden ser analizados en equipos informáticos.
Cómo realizar una sesión de espiritismo

Instrucciones sobre cómo realizar una sesión de espiritismo

Una vez que hayas decidido el quién, qué, dónde y cuándo, ya estás listo para comenzar tu sesión de espiritismo.

Lo primero es escoger un lugar que este relativamente libre de ruidos y de contaminación lumínica. Elije una habitación a oscuras para reducir al mínimo el estímulo visual. Desconecta todos los aparatos electrónicos en la habitación para minimizar la posibilidad de interferencias de sonido. Pide a todos los participantes que apaguen sus teléfonos móviles.

Si está utilizando equipos de grabación, menciona en la grabadora la fecha, la hora y el nombre de todos los presentes. Si has optado por tener una sesión de espiritismo con una tabla Ouija, péndulo o algún otro elemento esotérico, ubícalo en el centro. Decide quién va a tocar la tablita o sostener el péndulo.

En algunas ocasiones, algunos de los presentes prefieren decir una breve oración de protección antes de realizar una sesión de espiritismo.

A partir de aquí es el momento de pedir permiso a los espíritus para comenzar a comunicarte con ellos.

Haz que los participantes formen un círculo.

Comienza a hacer preguntas. Las preguntas sí o no funcionan mejor. Puedes preguntar cosas como: “¿Hay alguien aquí que quiere hablar con nosotros?”

Todos los presentes deberán mantenerse lo más quietos posible. Si alguien hace un ruido, tendrás que identificar quien fue el responsable de ese ruido.

Continúa haciendo preguntas y toma notas de las respuestas que obtengas.

Cuando hayas terminado, da las gracias a los espíritus por haberte permitido comunicarte con ellos.



Realizar sesión de espiritismo

- ¿Cómo saber cuándo los espíritus se han puesto en contacto con nosotros?

No hay manera segura de saber si se ha realizado con éxito el contacto. En ocasiones, las cosas que suceden durante una sesión de espiritismo son muy sutiles, como ligeros golpes. Esto podría atribuirse a un espíritu, o podría ser alguien presente en la habitación haciendo un ruido sin querer. Mantén una mente abierta y trata primeramente de desacreditar todo lo que veas o escuches. Si no encuentras una lógica, es posible que haya comenzado el contacto.

Ahora que sabes cómo realizar una sesión de espiritismo, ya estás listo para ponerte en contacto con aquellos que no están entre nosotros. Pero ten cuidado con quien te comunicas, ya que podría ser algo que nunca olvidarás en toda tu vida.
COMPÁRTELO


 
Top