El cadáver del hombre fue encontrado a las 06:30 de la mañana del miércoles 1 de diciembre de 1948 en la playa de Somerton en la ciudad de Adelaida, Australia. A partir de allí, nada más se supo con certeza. 64 años después, esta muerte aún continúa siendo un misterio. un misterio que, como una clásica novela de suspenso, involucra identidades perdidas, equipajes encontrados, viejos amores clandestinos, Guerra Fría, sospechas de espionaje, venenos indetectables y un misterioso código secreto imposible de descifrar. 


Pero todo esto fue (y es) real, y al día de hoy, nadie ha logrado resolverlo.


COMPÁRTELO


 
Top