El Kundalini Yoga, práctica antiquísima, busca equilibrar cuerpo, mente y espírituy para ello persigue despertar la kundalini que reside en cada uno de nosotros. A través de este tipo de Yoga, se intenta equilibrar las energías de los distintos Chakrashasta que la Kundalini pueda fluir libremente, transformando por completo a la persona que lo practica.

Según el hinduismo, en el cuerpo humano podemos encontrar siete chakras o puntos de energía, que si se activan pueden canalizar nuestra energía espiritual y limpiarla de elementos negativos. Con forma de rueda, girarán más o menos despacio según su grado de liberación con respecto a influencias negativas que podamos estar sufriendo. Aunque afectan al cuerpo físico, están situados en nuestro cuerpo sutil o energético.
Estos siete chakras están alineados en el centro mismo de este llamado Cuerpo Sutil, y tienen a la columna vertebral como eje. Cada uno de ellos corresponde a una parte concreta del cuerpo y representa un impulso humano específico.
Así, el primer Chakra, situado bajo el hueso sacro, tiene que ver con el deseo de cosas materiales, con lo que nos proporciona  seguridad física en este mundo que vivimos. El segundo Chakra,  bajo el ombligo, nos habla de emociones y de energía creativa. En el plexo solar, encima del ombligo, encontramos el tercer Chakra, encargado de nuestra voluntad y energía para sacar nuestros proyectos adelante. El cuarto Chakra está en medio del pecho, cerca del corazón, y representa el amor, la compasión, el perdón. En la garganta está nuestro quinto Chakra, ocupándose de nuestra comunicación con los demás. El sexto Chakra, en el entrecejo, guarda el poder de nuestra mente: la imaginación, la capacidad de análisis, los presentimientos… El séptimo Chakra, que se alza en nuestra coronilla, en la parte más alta de nuestra cabeza e integra a todos los anteriores, nos conecta directamente con el mundo espiritual por medio de nuestra fe.

La Kundalini, por su parte, reside en nuestro primer Chakra y se suele representar como una serpiente. Si conseguimos activarla adecuadamente, que es lo que se busca con el kundalini yoga, y con el tantrismo, podremos pasar a niveles altos de conciencia, además de mejorar considerablemente nuestro bienestar físico. Se trata de que la Kundalini despierte y suba desde el primer Chakra hasta el último, llenándonos de la energía espiritual necesaria para alcanzar los más altos estados de conciencia.
COMPÁRTELO


 
Top