No hablamos de películas de terror, de esas que te dejan el pelito chino, hablamos de aquellas películas incómodas, torcidas, raras, que te dejan con una sensación de vacío en el estómago pensando…¿a quién diablos se le ocurrió esto? 



Pero si eres una persona de amplio criterio y sobre todo, inteligente, lo tomarás como un acto de arte. Y el arte se expresa de diferentes maneras. 




Los japonés muestran otra vez que tienen la mente retorcida, esta película es de terror gráfico y sicológico. No todo es lo que parece y alguien que crees que es bueno, no lo es. Es una cinta que te muestra la vida de un asesino en serie y su entorno, su vida diaria, la relación que tiene con su familia.---- 

Asesinar por frustración y no por maldad. 







De tan solo recordarla me dan escalofríos. Una película que quien llegue hasta el final le aplaudo de pie. Si bien el contenido es amoral, el guión, la fotografía, la producción es de una gran obra del cine. Si eres de estómago con cuadritos, vela, sino, ni lo intentes. Si eres de mente amplia y sin censuras de nada, espero que nada de lo que pasa en esa película te persiga por noches seguidas, 





Un épico y creciente drama va envolviendo a los personajes donde, uno como espectador, va viendo la involución mental y física de ellos, lo que provoca estár de cerca con la locura, la perdida de la noción y el raciocinio. Las ganas de pararme de la butaca fueron constantes, una sensación de debilidad mental se apoderaba de mí conforme avanzaba la película. 

Los peores temores y el infierno se antoja un lugar confortable después de esto. Intestabilidad mental, depravación y locura son tres elementos claves que el director maneja a la perfección y te aprieta todos los botones de tu psique que ni sabías que tenías. 








Si bien, no es de horror, Trash Humpers es una película incómoda por todas las escenas grotescas visuales. La gente que sale en la película tiene quemaduras reales por lo que visualmente es algo difícil de soportar y de ver. Por puro morbo la repites. La escena escalofriante de la bicicleta y el bebé te puede perseguir por muchas noches. 








La maldad sin sentido, la desesperación de la situación es la que te lleva al borde de lo perturbador. Lo terrorífico y escalofriante de esta película es que es una situación tan común como cuando, casual, le abres la puerta a un extraño. Algo que sí puede suceder y hace que te de escalofríos porque te puede pasar a ti. Lo mundano y normal es lo más aterrador que existe. 









Esta es una de las películas que seguramente ya has escuchado hablar de ella, es de ese tipo de películas que cuando terminas de verlas te preguntas: ¿por qué la vi? La cantidad de preguntas existenciales caen sobre ti como una catarata de arrepentimientos y deseos de nunca haber castrado a tus ojitos con semejante aberración. Toda la película te dan ganas de no existir, de que el mundo se acabe ya. 

La maldición es que nunca podrás quitar de tu mente a tres humanos gateando por una casa tratando de escaparse. 

Nunca. 






Qué difícil es ver una película que tenga a una protagonista tan bonita como adorable y asquerosa. Sí, esta película por más diálogos buenos y guión bueno, es incómoda y perturbadora. Todo tiene que ver con la higiene personal y algunos desequilibrios mentales de la protagonista que todo el tiempo te tendrá sumida en el asiento mientras haces gestos de asco. Te recomiendo que no comas nada durante la película. 



COMPÁRTELO


 
Top