Es todo un hecho que las pinturas pueden ejercer una poderosa influencia sobre nosotros. Cuando un artista pone su pincel en el lienzo, comienza una canalización de su alma y una exposición de las imágenes que ve, pudiendo en algunos casos transmitir un fuerte impacto emocional sobre todos nosotros. Pueden hacernos llorar, deprimirnos, inspirarnos, y experimentar un sinfín de emociones con tan solo sólo mirar la pintura. Sin embargo, ¿algunas pinturas pueden influenciarnos?


The Anguished Man (El hombre angustiado)

Sin duda, una de las pinturas embrujadas más aterradoras es el llamado “El hombre angustiado”. La pintura innegablemente aterradora estuvo 25 años en el desván de la abuela de un hombre llamado Sean Robinson. La abuela siempre aseguró que la pintura era la culpable de fenómenos extraños, ya que el pintor mezcló su propia sangre para crearla, antes de suicidarse después de haberla finalizado. La abuela también aseguró que se podían escuchar voces gritando y llorando, y que se podía observar una sombra espectral entrando y saliendo de la pintura.

En 2010, Robinson heredó la pintura de su abuela después de su muerte y, casi inmediatamente su familia fue víctima de acontecimientos inexplicables, causados ​​por una extraña fuerza impregnada en su casa. Robinson afirmó que después de heredar “El hombre angustiado”, una fuerza invisible empujó a su hijo por las escaleras, su esposa sentía como algo le acariciaba el pelo, además de actividad poltergeist en toda su casa. Sin embargo, “El hombre angustiado” se hizo popular en Internet después de que Robinson decidiera grabar videos de los fenómenos paranormales y subirlos a YouTube, donde se podía ver como la pintura caía sola al suelo, fuertes portazos, e incluso como salía humo de la pintura.

The Anguished Man (El hombre angustiado)
La pintura de un hombre sin cabeza

Nuestra próxima pintura embrujada es en realidad una fotografía. A mediados de la década de 1990, un artista conocida como Laura P. estaba visitando una exposición, cuando le llamó la atención una extraña foto tomada por el fotógrafo James Kidd. La fotografía en cuestión muestra una vieja diligencia junto con un vagón oxidado. Lo extraño es que a un lado hay una figura etérea sin cabeza y que Kidd insistió en que no estaba allí en el momento en que hizo la foto. Aunque Laura no estaba segura de que le atrajo de la imagen, ella comenzó a tener un deseo irresistible de pintarla.

La artista dijo que casi inmediatamente después de comenzar la pintura comenzó a sentir miedo e inquietud, hasta el punto de no querer terminarla. Sin embargo, algo la obligó a seguir pintando. Cuando terminó la pintura, titulado “La pintura de un hombre sin cabeza”, la colgó en una oficina local. Pocos días después, los trabajadores de la oficina afirmaron que tan pronto como la pintura llegó, comenzaron lamisteriosa desaparición de objetos y que incluso la pintura se movía por sí sola. Después de tan sólo 3 días, la oficina pidió a Laura que se llevara la pintura.

Cuando se mudó con su marido a una nueva casa, Laura se llevó la pintura. En la nueva casa, la pareja escuchó en repetidas ocasiones varios extraños sonidos, como golpes, pasos, y otros ruidos menos definibles, que siempre parecían escucharse en la habitación donde estaba la pintura. Laura se arrepintió de haber pintado ese cuadro maldito, y expresó su deseo de destruirlo.




Love Letters (Cartas de Amor)

La lista de las pinturas malditas sigue y sigue. El Hotel Driskill en Austin, Texas, es conocido mundialmente por estar embrujado, incluso también sus pinturas. Una de estas pinturas es la llamada“Love Letters (Cartas de Amor)”, que es una réplica de otra pintura que representa a una niña. Se dice que, aunque la chica de la pintura es una persona diferente, se parece mucho a otra joven llamada Samantha Houston, la hija de cuatro años de un senador estadounidense que murió durante su estancia en el hotel, al caerse por las escaleras mientras jugaba con una pelota.

Los clientes y los trabajadores han informado de que la niña de la pintura a veces cambia su expresión o cambiar de posición. También hay numerosos informes que aseguran que algunos clientes se han mareado o han tenido náuseas después de mirar la pintura. A pesar de que no es un retrato de ella, se cree que el espíritu de la hija muerta del senador se encuentra dentro de la pintura.

Love Letters (Cartas de Amor)


Man Proposes, God Disposes

Ni siquiera las escuelas se libran de las pinturas malditas. En la galería de arte del Royal Holloway College de la Universidad de Londres, esta una pintura llamada “Man Proposes, God Disposes (El hombre propone y Dios dispone)” de Sir Edwin Landseer. La pintura muestra a la tripulación de la condenada expedición ártica dirigida por Sir John Franklin, quienes fueron devorados por feroces osos polares, por lo que ya en sí es bastante escalofriante. Lo curioso de esta pintura, aparte de ser excepcionalmente aterradora, es que se cree que lleva a la locura a los estudiantes y les hacen suspender exámenes. La dirección de la universidad decidió cubrir la pintura en los días previos a los exámenes.

Man Proposes, God Disposes

Como hemos podio comprobar estas pinturas pueden ser portales hacia lo desconocido, accesos para fuerzas o entidades fuera de nuestro entendimiento que llegan a nosotros a través de ellas. De cualquier manera, es evidente que algunas pinturas son mucho más que simple creatividad.
COMPÁRTELO


 
Top