El primer ministro sirio, Wael al Halqi, responsabilizó de la masacre a los “países que apoyan el terrorismo material y militarmente, principalmente a Arabia Saudita, Qatar y Turquía, así como a algunos países occidentales”. 

Desde el pasado día 13 de mayo, los yihadistas han tomado amplias partes de Siria. Pero la comunidad internacional, cruzada de brazos ante semejantes salvajadas.


El grupo terrorista Estado Islámico (EI) ha decapitado a unas 400 personas, en su mayoría niños, mujeres y ancianos, en la ciudad siria de Palmira desde que tomó su control el pasado miércoles, según informó la televisión oficial siria, que citó a fuentes locales. Las víctimas fueron asesinadas debido a «su lealtad al Gobierno sirio y su desobediencia al EI», según el canal estatal, que agregó que «estos crímenes se están perpetrando ante el vergonzoso silencio de la comunidad internacional».

Palmira lleva dominada por los yihadistas desde el pasado viernes. Y desde el pasado día 13 de mayo, los yihadistas han tomado amplias partes de Siria, como el este de Homs, las poblaciones de Al Sujna, Al Ameriya, Palmira, Sauana y Jinifis, y los campos de gas de Al Arak y Al Hil.

«Los terroristas han matado a más de 400 personas y mutilado después sus cuerpos con el pretexto de que se negaban a acatar sus órdenes», aseguraba la agencia estatal de noticias Sana, citando testimonios sobre asesinatos de decenas de funcionarios y de sus familias de varios vecinos, que describían un paisaje de cadáveres abandonados en las calles de Palmira.

El primer ministro sirio, Wael al Halqi, condenó la «horrible masacre» perpetrada por el EI y responsabilizó de ella a los «países que apoyan el terrorismo material y militarmente, principalmente a Arabia Saudita, Qatar y Turquía, así como a algunos países occidentales», añadió la televisión oficial.

Por ello, Al Halqi llamó a la comunidad internacional y a las organizaciones humanitarias a que presionen a «estos Gobiernos que apoyan el terrorismo».

Recordemos que el Estado Islámico proclamó un califato en partes del territorio sirio y del iraquí a finales de junio de 2014. Y también opera en Libia. Y allí donde se hace con el poder, procede a masacrar a la población que no se convierte al Islam, con ejemplos como el que abre esta noticia. Y todo ello ante la pasividad internacional, sobre todo de Occidente.

Fuente:http://www.hispanidad.com/estado-islamico-decapita-en-palmira-a-400-personas-en-su-mayoria-ninos-mujeres-y-ancianos-ante-la-pasividad-internacional.html

COMPÁRTELO


 
Top