Viven en pantanos o aparecen repentinamente en las carreteras. Algunas nacieron en culturas antiguas y en países asíaticos. Sin embargo, atemorizan de igual manera a todo el mundo, ya sea por su aspecto, por las consecuencias que tiene en la gente que los observa o por asesinar a las personas y animales que se aparecen en su camino.


El demonio de Dover. Fue descubierto por seis jóvenes entre el 21 y 22 de abril 1972. Los primeros en verlo fueron tres chicos que se dirigían a su casa en Farm Street.

Según las descripciones, tiene grandes ojos color anaranjado sin pestañas, sin facciones definidas y sin nariz. Su cabeza es del tamaño y forma de una sandía; su piel se parece al papel de lija y su cuerpo mide aproximadamente 1.30 metros. No se conoce si es un extraterrestre o un animal.


El diablo de Jersey. Es una criatura pseudocríptida que se describe a menudo como un bípedo volador con pezuñas, pero hay muchas variaciones. La más común es que se parece a un canguro con la cara de un caballo, la cabeza de un perro, correosas alas de murciélago, cuernos sobre la cabeza, brazos pequeños terminados en manos con garras, pezuñas hendidas y una cola bifurcada.

En Estados Unidos es muy popular, a grado tal que un equipo de hockey en Nueva Jersey.



El monstruo de Flatwoods. La primera vez que se supo de esta criatura fue en 1952, cuando tres niños, Edward y Fred May, y su amigo Tommy Hyer, vieron una luz brillante que caía sobre la granja de Bailey Fisher. Al notarlo, avisaron a la madre de hermanos May, Kathleen May, donde dijeron haber visto la caída de un OVNI a tierra en las colinas.

Acompañada de los pequeños, de dos adolescentes y del soldado de la Guardia Nacional, Eugene Lemon, la señora May, se dirigió hacia el lugar. Sin embargo, no llegaron a este sitio ya que una criatura los interceptó y asustó con un ruido chillante. Las consecuencias de este avistamiento fue que las personas tuvieron ardor en garganta y nariz. El sargento tuvo vómitos y convulsiones. Los médicos explicaron que esos síntomas eran similares a los del gas mostaza.



Hombre Búho. También conocido como Hombre Polilla, es un supuesto ente humanoide caracterizado por su enorme estatura, su piel, pelaje o vestimenta de un negro uniforme, la presencia de dos enormes alas -que algunos testigos han identificado, alternativamente, como una gran capa que cubriese espalda, brazos y parte del rostro-, y dos enormes y sobrecogedores ojos rojos enmarcados en una cabeza poco definida unida directamente al tronco.

Apareció en Estados Unidos urante la Segunda Guerra Mundial. Posteriormente, se le observó en Santiago de Chile y en el estado de Chihuahua, en México.




El hombre lagarto del pantano Scape Ore. Es un humanoide que habita en zonas pantanosas en los alrededores del condado de Lee, en Carolina del Sur. Mide dos metros de altura, tiene la piel verde, escamas y ojos brillantes de color naranja.

La primera vez que se le vio fue en 1988, mientras Christopher Davis, un chico de 17 años de la zona, conducía de regreso a casa. La criatura se aferró a su auto, dañó el retrovisor y arañó el techo del vehículo.




Bunyip. Es una criatura mitológica de la cultura australiana. Tiene varias descripciones, pero la mayoría coinciden en que son seres marinos que pueden tener colmillos de morsa, cuernos o cola de caballo. Además, viven en pantanos y ríos.

La gente percibe su presencia por hacer un extraño ruido cuando devoran a algún animal de la zona.





Sigbin. Es una criatura perteneciente a la cultura de Filipinas. Parece una cabra sin cuernos, con alas y larga lengua. Caminan hacia atrás y deambulan por las noches buscando niños a los cuales devorar y quitarles el corazón con el propósito de hacer amuletos.




​El monstruo de la isla de Canvey. Es el nombre de una criatura inusual que fue encontrada muerta en la isla de Canvey, Inglaterra, en noviembre de 1954. Mide 76 centímetros, tiene la piel color ladrillo, ojos saltones y branquias. Sus pies tienen forma de herradura y posee cinco dedos cóncavos. Según los zoólogos, no representan ningún peligro para la población.




El hombre de la lamedura de Papa. Es una criatura que tiene cuerpo de hombre, oveja y patas de cabra. Contrario al monstruo de la isla de Canvey, este humanoide asesina a sus víctimas atrayéndolas con hipnosis.



Hombre cabra. Es una criatura de la mitología griega, que acompañaba a Pan y Dionisio. Se le conoce por tener cuerpo de hombre y cabra. Es conocido por su apetito sexual y, actualmente, ha sido visto en Estados Unidos.
COMPÁRTELO


 
Top