Unos niños se acercan directamente a tu casa, insisten en que quieren hablar por teléfono o simplemente quieren beber agua, por alguna razón desprenden una energía demoníaca y cuando los miras directamente a la cara observas con terror que sus ojos son de color negro, no tienen iris no tienen ninguna parte blanca solo un vació en los ojos sin alma. 

Durante años una gran cantidad de historias sobre niños de ojos negros han estado presentes 
en Internet, no se sabe si solo son simples creepypastas o son historias reales, si se trato de experiencias con híbridos extraterrestres,niños poseídos por demonios o en fin lo que se les ocurra, pero una cosa es segura: Muchas personas han tenido experiencias con estos seres 


Estas historias comenzaron desde el 16 de enero de 1998 a partir del testimonio de un reconocido periodista llamado Brian Bethel. 

Asustado después de su encuentro con estos niños, escribió lo que le sucedió. 

Bethel se encontraba en su auto cuando sintió unos golpes en la puerta del acompañante. 
Al levantar la vista, dos niños estaban junto a la ventanilla. 



Una sensación de terror lo invadió de inmediato, pese a lo cual bajó apenas el vidrio para  preguntarles qué querían. Los chicos respondieron que deseaban ver una película y se habían  olvidado el dinero de la entrada, por lo que le pidieron ayuda para ir hasta la casa de su madre. 

Bethel sintió que algo maligno se escondía tras la apariencia de aquellos chicos. 

Que la sola presencia de los niños le colocaba a él en una situación peligrosa. 

Ante la negativa de Bethel a sus peticiones, los niños empezaron a ponerse nerviosos 

y a mostrar los primeros signos de agresividad. Brian Bethel reaccionó a tiempo: 

puso en marcha su automóvil y se largó en chinga al voltear se dio cuenta que los niños no lo  seguían y que habían desaparecido  quizás nada de aquello hubiera espantado al periodista de la forma que lo hizo si no fuera por un  rasgo distintivo de aquellos niños: los niños tenían unos ojos completamente negros. 

A partir de la documentación de su encuentro empezaron a proliferar los testimonios de personas 
que también habían tenido experiencias con BEKs o niños de ojos negros. 
Y todos los testimonios presentaban unos elementos comunes: 

1. Los niños aparecen de la nada
2. Suelen manifestarse en parejas 
3. Sus apariciones vienen rodeadas de un aura sobrenatural y, quiénes las sufren, experimentan un miedo instantáneo.

4. Oponerse a sus peticiones supone un aumento en la violencia y el nerviosismo de los niños 

5. Una vez la persona se marcha, lo chicos desaparecen sin dejar rastro.

COMPÁRTELO


 
Top