El selfie fantasmal

Según ha publicado recientemente el tabloide ingles Daily Mail Online, Natasha Boden, una joven madre de 26 años y residente en Blackpool, Inglaterra, se hizo un selfie con su Smartphone después de teñirse el pelo de rubio. Natasha simplemente quería compartir su nuevo “look” con sus amigas en las redes sociales. Pero la joven se quedó paralizada después de ver un aterrador rostro espectral en su hombro derecho.


“Yo acababa de teñirme el pelo, así que decidí hacer un selfie rápido para ver como me había quedado”,dijo Natasha. “Cuando miré las fotografías, me di cuenta que era el rostro de un hombre que estaba cerca de mi hombro derecho. Estaba aterrada. Estaba sola en el piso y yo sabía que tenía que salir inmediatamente. Esto me ocurrió a las 23:00h pero me fui a un hotel y le dije a mi novio donde me podía encontrar. No pude dormir en toda la noche después de lo que vi. La habitación del hotel me costó unas £ 60 (unos 80 €) la noche, pero valió la pena. Yo no creo que pueda volver nunca a ese piso, por lo que llamé al propietario y le notifiqué por escrito la finalización del contrato de arrendamiento. Sólo llevábamos seis meses y estábamos muy contentos.”

Natasha entonces no se lo pensó dos veces, salió corriendo al hotel más cercano para pasar la noche. Y al día siguiente comenzó la búsqueda de una nueva casa para poder vivir tranquilamente con su pareja Mark Donohue y su hija de dos años de edad, Dolly. Pero lo más aterrador de todo fue que tan sólo seis semanas antes, trabajadores de un tanatorio fueron a su propiedad para recoger un cadáver. Al parecer los enterradores se equivocaron de casa, pero para Natasha era una señal de que en su casa hay un fantasma.



“Mi novio ya ha comenzado el traslado de la vivienda”, dijo Natasha. “No puedo volver allí. Estoy absolutamente petrificada. Nunca he creído en fantasmas ni nada de eso. Si alguien publicaba una fotografía así, pensaba que era un montón de basura, pero la cara es muy clara. Cuando entramos por primera vez en el piso, me di cuenta que las tablas del suelo crujían cuando no había nadie allí, pero pensé que era sólo porque es un edificio antiguo. Ahora creo otras cosas. Es tan extraño. Hace seis semanas, yo estaba sentada en mi sala de estar cuando dos trabajadores de un tanatorio llamaron a la puerta. Cuando abrí la puerta, me dijeron que estaban allí para recoger un cadáver. Les dije que no había muerto nadie en mi piso, pero no se lo creían. Después de hacer varias llamadas se disculparon y dijeron que había sido un error, pero esto me asustó mucho. Resultó que uno de mis vecinos había fallecido. Nunca lo conocí, pero creo que estaba enfermo desde hacía mucho tiempo. No sé si tiene relación con la cara de la foto, yo sólo sé que tengo que buscar otro sitio para vivir. No puedo soportar la idea de estar sola en el piso. Nunca más me voy a tomar un selfie.”

Pero lo que no se esperaba Natasha era que su imagen se convertiría en todo un fenómeno viral, compartido en todas las redes sociales y medios de comunicación de todo el mundo. Muchos usuarios han mostraron su sorpresa y temor ante este rostro y podría demostrar que algunas entidades pueden llegar a manifestarse físicamente mediante la nueva tecnología.
COMPÁRTELO


 
Top