No todo el mundo cree en fantasmas, espíritus y en lo paranormal. Pero en ocasiones hay extraños acontecimientos en una casa que no se pueden explicar. Es a partir de ese momento en que la explicación más razonable es que podría estar embrujada. Son muchas las personas que nos preguntan sobre las maneras de saber si su casa esta infestada de espíritus. Aunque la mayoría de personas pueden pensar que únicamente las antiguas propiedades son los lugares más comunes a la hora de experimentar fenómenos poltergeist, la realidad es que cualquier casa o edificio puede albergar en su interior espíritus, fantasmas o entidades demoníacas.


Como ya publicamos en Mundo Esotérico y Paranormal, es muy sencillo saber si se está siendo víctima de alguna entidad procedente de otras realidades. Muchas personas aseguran que tienen fuertes sentimiento de estar siendo observados constantemente; que hay alguien presente detrás de ti; tocados por manos invisibles; como las luces se encienden por si solas sin causa justificada; sombras inexplicables; comportamiento extraño de las mascotas; cambios bruscos de la temperatura ambiente; o incluso voces incorpóreas.

Esto son solo algunos de los extraños fenómenos que cualquier persona puede sentir en el caso de que su casa este embrujada. Aunque también hay que tener en cuenta que los fantasmas o espíritus pueden convertirse en una verdadera pesadilla para todos aquellos que conviven en la propiedad. Cuando un espíritu se ha quedado atrapado entre dos mundos, también pueden llegar a afectar a la personalidad de alguien en la casa e incluso hacer que todos se sientan con poca energía. Y en ciertas circunstancias, las entidades pueden llegar a manifestarse y pueden llegar a ser fotografiadas.

Este es el caso de dos adolescentes que afirman haber fotografiado a un verdadero fantasma mientras celebraban una cena de Navidad.

¿Un niño fantasma o “un niño de ojos negros”?

Pals Sophie Killip y Kayleigh Lomas, ambos de 19 años, se reunieron para celebrar una comida navideña en el restaurante Harry’s Bar & Grill de Newcastle, Inglaterra. Los jóvenes estaban disfrutando de los adornos navideños del interior del local cuando decidieron tomar una fotografía del árbol con luces, que se encontraba cerca de unas mesas alargadas.



Pero cuando los dos jóvenes revisaron las imágenes una hora después, vieron aterrorizados la misteriosa figura de un niño sentado en el extremo de una de las mesas. Como se puede apreciar en la imagen, hay un niño de cabello oscuro, que parecía tener cortes en la cabeza y vistiendo ropas de otra época. La enigmática figura parecía estar mirando directamente a la cámara con los ojos hundidos.

“La mesa estaba cerca de nosotros y no había nadie sentado, así que tomamos una foto de las decoraciones porque eran realmente agradables y bonitas”, dijo Pals. “Estoy segura de que no había nadie en ese momento. Pero cuando miramos la fotografía una hora después nos quedamos aterrorizados y paralizados al ver esa niña, daba mucho miedo. Parecía una niña mirando directamente hacia nosotros. Realmente podía verla, con todas sus características. Yo no creía en fantasmas, hasta que vi esta foto. No era nadie de nosotros, no había nadie presente, es definitivamente algo paranormal.”

Pals no se lo pensó dos veces y publicó la imagen en las redes sociales, para que todos sus amigos opinaran sobre la aterradora figura fantasmal. Y, por si fuera poco, los comentarios no dejaron indiferentes a nadie. Muchos de sus amigos admitieron que se trataba de la “evidencia sobre fantasmas más clara que jamás habían visto nunca”. Sorprendentemente, la imagen se convirtió en todo un fenómeno viral en las redes sociales, donde muchos expertos en el tema aseguraron que se trataba deuna clara evidencia de la existencia de los “niños de ojos negros”. Los niños de ojo negro son niños de aspecto normal de edades comprendidas entre cinco o seis años.

Algunos los describen con atuendos oscuros y con la piel pálida. Sin embargo, la característica clave de estos seres son sus ojos. Sus ojos son complemente oscuros, sin iris o pupila. Según las leyendas urbanas, estos seres de ojos negros aparecen durante la noche, tocando puertas y ventanas, y riéndose con un tono agudo. Los expertos aconsejan que cuando aparece uno de estos niños de ojos negros, también llamados Beks, lo mejor es ignorarlos ya que podrían poner en peligro la propia alma de su víctima.

¿Crees que el misterioso niño que aparece en la fotografía podría ser un verdadero fantasma? ¿O podría ser un niño de ojos negros?
COMPÁRTELO


 
Top