Investigadores concluyeron que en las próximas décadas el alza de las marcas térmicas obligará a migraciones masivas desde Oriente Medio y el norte de África.


Unos 500 millones de personas estarán en peligro dentro de poco más de tres décadas si continúa el proceso de calentamiento global. Así lo advirtieron investigadores del Instituto Max Planck, quienes aseguraron que el aumento de la temperatura hará inhabitables a algunas regiones de Oriente Medio y de África.

Los especialistas liderados por Johannes Lelieveld, explicaron que, en esas zonas, la temperatura aumentaría el doble que en el resto del planeta. A eso, publicó el portal Gizmodo, se le sumarán olas de calor prolongado, sequías extremas de décadas de duración y el polvo desértico transportado por el viento, lo que generará un medio ambiente intolerable para el ser humano y derivará en migraciones masivas.
“El cambio climático empeorará significativamente las condiciones de vida en Oriente medio y el norte de África. Las olas de calor prolongadas y las tormentas de polvo del desierto pueden hacer inhabitables a algunas regiones que contribuirán a la presión para emigrar”, explicó Lelieveld.

De acuerdo con sus datos, para 2050 la temperatura del verano en el norte de África y en Oriente Medio sería superior a 30 grados durante la noche, mientras que, en el día, superaría los 46 grados centígrados. La situación sería aún más crítica a fines de este siglo, ya que las marcas serían mayores a los 50 grados al mediodía.

Frente a este panorama, detallaron que las olas de calor serán mucho más frecuentes y extensas que en la actualidad, ya que alcanzarán los 80 días anuales para 2050 y 118 para el final de la centuria.

COMPÁRTELO


 
Top