Acaban de lacar en oro la momia de un monje budista del sureste de China. Los cadáveres incorruptos prosperan en esta filosofía que asegura que no están muertos sino en estado de letargo. Conoce algunos ejemplos estremecedores.


Hace tres años y medio murió un monje budista en un templo en Quanzhou, en la provincia de Fujian, sureste de China, pero su cuerpo no se descompuso y ahora ha sido convertido en una estatua de Buda de oro, según informa el portal Spanish China.org.

Desde el 10 de enero de 2016, el cuerpo de este monje ha pasado por una serie de tratamientos, que incluyen la esterilización y la pintura. Después de tres meses, los trabajadores lo hicieron pasar el pasado 16 de marzo por el último proceso: el dorado.

Durante los últimos 50 años, se han registrado alrededor de 40 casos de incorruptibilidad cadaverica con monjes tibetanos, solamente en la India.

La incorruptibilidad es la propiedad de un cádaver de no descomponerse después de la muerte, a pesar de no haber sido embalsamado o preservado de manera alguna.

Algunas religiones atribuyen esta circunstancia a la intervención divina, (algunas momias hasta tienen fama de milagrosas) para la ciencia sigue siendo un misterio aunque las cuestiones climáticas (como la sequedad o el hielo) puedan favorecerlo. 

Algunos casos son sorprendentes. En febrero de 2015, fue hallado en la provincia de Songino Khairkhan (Mongolia) un monje budista envuelto en pieles de res que llevaba momificado 200 años. Se especuló con que se trataba del maestro del Dalai Lama Dashi-Dorzho Itigilov, quien también fue encontrado momificado por lo que en la actualidad el cadáver es venerado por sus fieles en un templo budista. 


El caso de este Dalai Lama es muy peculiar. En 1927, Itigilov -de la vecina región de Buryatia en la entonces Unión Soviética- le dijo a sus estudiantes que iba a morir y que debían exhumar su cuerpo 30 años después.

En efecto, el lama se sentó en posición de loto, comenzó a meditar y murió. Cuando fue exhumado, los testigos dicen que su cuerpo todavía estaba intacto.

Este hallazgo se conoció después de que la policía arrestara a un hombre que había robado los restos del monje para venderlos posteriormente en el mercado negro.

Lo singular es que el cuerpo momificado mantenía la posición del estado de meditación llamado "tukdam" por lo que varios maestros budistas, aseguraron que el supuesto cadáver estaría vivo y se encontraría en trance, según informó la cadena británica BBC.

"Si el monje puede continuar en ese estado meditativo, podría llegar a convertirse en Buda", aseguró el Doctor Barry Kerzin médico del líder espiritual tibetano Dalai Lama.

¿Es posible conseguir un estado de letargo? Corey Coode y David Wilcock aseguran que sí y relacionan este "poder" conocimiento a una raza antigua que se instaló en nuestro planeta hace miles de años procedente del espacio. Sus cuerpos en estado de letargo reposarían ocultos en diferentes zonas del planeta.
COMPÁRTELO


 
Top