Hola, soy de villa Amalia, me llamo Marcos, y esta es mi historia, esto me paso siendo muy niño, mi casa donde vivía, estaba muy cerca de una capillita de la iglesia (mas precisamente a la vuelta de la manzana de donde vivíamos), mi mamá era y es, de ir mucho a la iglesia y por ella yo llegue a conocer a todas las doñas del lugar. 


Era el mes de agosto y las señoras de la iglesia tenían la costumbre que para el día del niño, hacer un festival para todos los chicos del barrio, mi mamá ayudaba todas las veces que podía, todas estas mujeres eran mayormente entradas en años, una de ellas se encargo de recolectar juguetes para esa fecha por distintos lugares. 


Cuando llego el festival yo estaba muy contento, me pase jugando toda la tarde con distintos chicos, cuando llegó el momento de entregar los juguetes yo me fui al lado de mi mamá, esa señora que se había encargado de recolectar los juguetes se acerco a nosotros, le agradeció a mi mamá por ayudar y me dijo :

Tengo una sorpresita para vos hijo; pero primero cerrá los ojos, yo lo hice sin pensar, ella puso en mis manos un autito a pilas y un muñeco que era un payaso de tela. 



Yo estaba re mil emocionado por los juguetes que me dio la señora, ademas de todos los regalos que me hicieron mis papás ese día (para ese tiempo era hijo único, imaginen era muy consentido) en fin, estaba muy contento, apenas llegue a mi casa, me puse a jugar con ellos, como todo niño era muy desordenado todos mis juguetes estaban desparramados por el suelo de mi habitación. 

Como a los dos días de haberlos recibidos, (sucedió algo que parece sacado de una película de terror y que muchos capaz que duden de lo que voy a contar), 



Esa noche me despierto porque siento que alguien me tira la frazada y me destapa, no me asuste porque en aquel tiempo teníamos un perro, un caniche, que era muy jodon, le gustaba morder las cosas, llevárselas, yo pensé entonces que había sido el perrito, sin dudar baje la cabeza por debajo de la cama, cuando mire, vi algo que creí en un primer momento que era mi perro, pero cuando estiro la mano me di cuenta, que era ese payaso de trapo, comencé a pensar que capaz había soñado el hecho de que me tiraran la frazada. 




Deje al payaso, en la mesita de luz , al costado de la cama y me dormí, como a las horas, siendo de madrugada como a las 3.30 de la mañana comencé a sentir que alguien estaba en mi cama, como si se hubiera subido y hundiera el colchón por el peso, volví a pensar medio dormido que era, mi perrito, me despierto del todo con la intención de sacarlo, porque mi mamá siempre me retaba si veía al perro en mi cama, cuando abro los ojos del todo, vi al payaso de trapo parado a mis pies algo que no era posible, me quede helado, con mucho miedo, porque yo sabia que lo había dejado en la mesita de luz. 


Ademas, sabia que el muñeco no tenia estructura solida que era de trapo, no había posibilidad de que este parado de esa forma, no llegue ni a gritar porque se abalanzo hacia mi, me pego en la cara, me costo sacármelo, en un momento lo tiro contra la pared de un golpe, me puse a gritar muy fuerte llorando, entro mi papá corriendo y me pregunto que estaba sucediendo, yo termine contando lo que había pasado, pero el no me creyó, solo dijo que había sido un sueño feo nomas, agarro el muñeco y lo puso en una repisa. 


Mi papá se quedó conmigo, recostado en la cama para hacerme compañía, hasta que me dormí, el contó tiempo después, que en ese momento, tenia mucho sueño, que solo cerro los ojos un momento, y se volvió a despertar del todo, porque sintió un dolor muy fuerte en uno de sus dedos, cuando fijo los ojos para ver que era aquello que lo sujetaba, vio aquel muñeco, que estaba junto a él, en la cama, hizo un tirón por el susto y el muñeco cayo al piso, al caer, el payaso se arrastro por el piso, hasta quedarse abajo de la cómoda de la habitación. 


Comenzó a sentir ruido debajo de esa cómoda, no quería despertarme a mi para no asustarme, así que se levanto y cuando bajo los pies al suelo, quiso caminar, sintio un golpe en las piernas y vio a ese payaso debajo de la cama, comenzó a dar patadas para deshacerse de el, logro desprenderse y fue corriendo para encender la luz, se acerco hasta mi cama y me levanto, en eso aparece el muñeco subido a la cama, mi viejo lo agarró con una mano, cuenta que sintió tanta impresión y miedo porque cuando lo sujeto, sintió que el relleno de trapo del payaso se movía, algo similar a una bolsa de gusanos. 



Lo que yo me acuerdo de esa noche, es que me despierto en brazos de mi papá , sacándome de mi pieza, mientras sentía una risa diabólica, el me deja con mi mamá y comienza a contar rápido todo lo que estaba pasando, mi mamá se asusta y comienza a rezar conmigo, mi papá se va de la pieza con un palo y una bolsa y se pone a buscar por toda la casa con las luces encendidas, al no encontrar nada vuelve con nosotros a la pieza. 


Estando los tres en la habitación, se comenzó a escuchar como lloraban los perros (ademas de mi caniche teníamos, uno grande) ruidos dentro de la casa, que primero fueron suaves hasta hacerse muy fuertes, yo me termine durmiendo pero mis papá se quedaron despiertos, en un momento dicen ellos que vieron la silueta del payaso en la ventana, los perros aullaban de una forma muy lastimera, mi mamá agarro una biblia que tenia en su mesita de luz y la puso contra el marco de la ventana y comenzó a tirar agua bendita por la pieza. 


Al hacer esto, se calmaron un poco las cosas pero todavía, se siguieron escuchando ruidos toda la noche, al dia siguiente que amaneció, mi papá se puso a revisar toda la casa y al llegar al patio se puso a caminar por los alrededores, termino encontrando aquel payaso todo manchado de sangre,y cerca de ese muñeco estaba mi perrito muerto, mi viejo agarró una pala y lo corto en pedazos, luego lo tiro a la basura, también se deshicieron del autito a pilas que me habían dado, 



Mi mamá fue hablar con la señora, que me había regalado los juguetes, le contó todo y entre las dos comenzaron averiguar, a quien habían pertenecido esos juguetes, descubrieron que el antiguo dueño de ellos había sido un niño que había muerto varios años atrás, este niño, era a su vez hijo de una señora; esta mujer era muy conocida en la zona, por haber sido curandera, el nene de esta mujer, murió en circunstancias muy raras, ella quedo trastornada con esa situación, de la cual nunca se pudo recuperar, a los pocos años ella también murió, quien donó estos juguetes era su ex esposo (este hombre según dicen las malas lenguas, se separo de esa mujer apenas se entero que ella practicaba el ocultismo), luego de pensar mucho sobre esto, creo,supongo, que todos los trabajos de hechicería, que hacia esa mujer, lograron ocasionar algún tipo de posesión en los juguetes de aquel niño..............

COMPÁRTELO


 
Top