Me llamo leo y quiero contarte algo de lo que me paso cuando era mas joven, pero antes me gustaría que sepan que en ese momento, yo vivía en concepción (tucumán), que soy hijo único y que mi papá (biológico) falleció cuando aun era muy chico (tenia unos pocos meses de vida cuando el murió), desde entonces yo vi en mi tío (era hermano de mi mamá) la figura paterna, y acostumbrara a ir mucho a su casa , el vivía con mi abuela solamente puesto que mi abuelo había muerto años atrás , te cuento que mi tío se transformo en una persona muy introvertida desde el día en que murió su padre ( osea mi abuelo ). 



Yo era muy chico para ese momento (tenia unos 7 u 8 años), pero me daba cuenta de que las cosas no estaban muy bien, el se la pasaba casi todo el tiempo en una habitación grande, que había al fondo de la propiedad, este inmueble del que les hablo, era grande con un patio amplio, con la casa principal muy antigua un pozo en el medio que ya no se usaba, mas que para regar porque había llegado el agua potable (al lugar), había casi pegado al limite de la propiedad, un macizo (cañaveral) grande de cañas huecas, y de ahí todo lo que rodeaba la casa era campo, tenían también en la casa un gallinero. 



Casi todos los sábados íbamos con mis padres (si bien, dije mas antes, que mi papá falleció, mi mamá se volvió a casar con un buen hombre, que me trato como su hijo y por el cariño grande que le tengo le digo papá) a esta casa y ademas se reunían allí primos y la familia en general, era en ese momento cuando, mi tío desaparecía y se encerraba en su habitación. 



Una tarde cuando ya había oscurecido, yo quería pedirle una bicicleta que el tenia y fui a buscarlo, lo llame 2 veces desde el patio y creo que no me escucho y si darme cuenta entre directamente en su pieza y vi algo que me asusto, el estaba sentado en el piso, que era de tierra, rodeado de brasas, algunas velas, con un libro en la mano ademas estaba con un trapo de tela alpiyera sobre la cabeza (en forma de capucha), el se sorprendió cuando entre y yo me quede mirándolo, el se levanto y me llevo afuera y me dijo que no entrara sin llamar, yo me fui sin pedirle la bici, me quede impresionado e intrigado por la imagen. 


Al tiempo serian 4 o 5 meses mi abuela murió y quedo el solo en la casa, a partir de ahí las reuniones familiares de los domingos fueron menos frecuentes, aunque yo continuaba visitándolo, porque la verdad me trataba muy bien, sin embargo mis padres me llevaban cada vez menos, se comenzaron a esparcir rumores de que mi tío hacia trabajos, de curandero, con el tiempo esto se supo con seguridad y era cada vez ,mas la gente que iba a verlo. 



Una tarde el vino a mi casa y se quedo hablando con mi mamá, cuando estaba por irse, me pregunto si yo quería ir con el, le dije que si!! pero mi mamá se negó, el insistió y yo también, y al final ella termino por ceder, nos fuimos para su casa, ya estaba oscuro, esa noche vi algo que al contarlo hoy parece de película pero es real, después de llegar a su casa comimos y nos sentamos en el patio y hablábamos de que al otro día me llevaría a pescar, luego llegaron 3 personas y el me dijo que me fuera a acostar y así lo hice. 



Me dormí pero a las horas me desperté, porque por la ventana que daba al fondo, se escuchaba murmullos y veía un halo de luz, me pare sobre la cama y mire al fondo y vi un grupo de personas bajo un árbol grande que había ahí, no era muy claro pero la vislumbre de lo que era una fogata en medio de ellos me permitía ver algo, eran 4 en total, que estaban de rodillas alrededor de la fogata y todos tenían algo que les tapaba la cabeza, yo no podía distinguir cual era mi tío, escuchaba constantemente un murmullo que era como una oración. 


No se bien de que se trataba, todo ese espectáculo, pero cada tanto tiraban cosas al fuego y en un momento todos se sentaron y la llama de la fogata se hizo grande por unos segundos como si le hubieran tirado pólvora, brillo mucho y las llamas casi tocaban las ramas de el árbol debajo de el cual estaban , y aquí viene lo increíble. 

En el momento en que las llamas estaban de ese tamaño, entre ellas, yo vi un rostro muy claramente, era el de un hombre, con unos cuernos en su frente que se movian como si fueran los tentáculos de un pulpo (es lo mejor que se me ocurre para describir el movimiento que vi). 



En el momento en que la llama se achico, el rostro desapareció y ellos cayeron hacia atrás, yo asustado me metí en la cama pero por mas que intentaba dormirme no podía, temblaba de miedo, y seguía escuchándolos, en un momento un pequeño florero que había en la pieza comenzó a temblar hasta caer al piso, era tanto el miedo que no podía moverme, estaba completamente helado del terror que sentía en esos momentos, tarde mucho en dormirme, logre conciliar el sueño por unas pocas horas, me desperté al día siguiente, mientras el aun dormía, me fui sin avisarle. 


Después de eso, nunca mas quise ir a su casa, a todos les parecía extraño incluso a el, que vino una vez a buscarme , nunca dije porque , pasaron los años y cuando tenia unos 15 años el murió, después de unos días, mientras mi papá, mi mamá y otros parientes limpiaban todo en la casa, yo entre en la pieza de el fondo y dentro de un cajón de madera encontré unos libros muy extraños los cuales al abrir me di cuenta, que eran de magia negra, habían muchos dibujos de demonios y la forma de hacer muchos trabajos. 


Cuando avise de esto a todos los que estaban en la casa, se metieron a esa habitación y sacaron prácticamente todo e hicieron un montículo y lo quemaron, llegada la noche, los libros y demás cosas seguían ardiendo, después de comer nos acostamos a dormir y yo no sentía miedo en ese momento mas allá de la experiencia que tuve de chico ahí, por la simple razón de que habían muchas personas en la casa. 


Cerca de la medianoche me pare junto a la ventana a fumar un cigarro (aproveche que mi mamá se había ido) y en el montículo de cosas que aun se estaban quemando, pero ya en las brasas, sin llamas, vi alguien justo ahí , primero pensé que seria mi papá o algunos de los que estaban en la casa pero me di cuenta que no era así, porque se desplazo por todo el patio como buscando algo, era una sombra muy oscura. 


En momento un perro grande apareció de la nada, comenzó a llorar, era extraño porque en esa casa no había ningún perro y no había casa cercanas, las pocas gallinas que habían en el lugar estaban muy alborotadas y estos ruidos hicieron que mi papá, un tío y mi primo, se levantaran y salieran al fondo, yo seguía mirando, cuando ellos salieron, este perro se fue para detrás del árbol,ese tío me contó después, que cuando se acercaron al lugar no encontraron nada. 



En ese momento, en que ellos vuelven en dirección a la casa, se comenzó a sentir un llanto muy lastimero que venia de el pozo, mi primo corrió hasta donde yo estaba, mientras me decía que busque una linterna, el se volvió adonde estaba mi papá y mi tío, el llanto continuaba y se había hecho mas fuerte aun, ellos cuentan que cuando iluminaron dentro del pozo, escucharon un grito y algo salio de adentro, como un ave grande que los asusto, porque paso sobre sus cabezas yo pude verlo, no se como explicar paso tan rápido pero era un bulto bastante grande negro. 


Seguido a eso, el macizo de cañas del que les hable, empezó a moverse, a temblar como si corriera mucho viento, ellos entraron en la casa y me llevaron a la mesa que había en el comedor y una vez ahí, comenzamos a rezar, se empezó a escuchar un ruido muy fuerte, mi papá abrió, la puerta de el fondo y todos vimos como las cañas huecas se prendían fuego, tardo como unos, dos días para que se consuma casi todo, tiempo después mi papá me contó que estando en el patio de la casa, el vio una sombra con la forma de una persona, pero mucho mas grande, en el medio de las cañas. 


Pasado un tiempo, la pusieron en venta, mientras tanto, todos los miembros de la familia, se turnaban para ir a cuidar a la casa, pero muchos se negaban porque siempre que iban, sucedía uno que otro hecho paranormal.......
COMPÁRTELO


 
Top