Soy nueva en la página hace una semana que ingresé y estuve viendo los relatos, que por cierto son muy buenos y dan miedo, no me animo a relatar yo misma porque esto le pasó a mi familia y prefiero no dar mi nombre. Tengo 21 años, soy aquí de la rioja capital, vivo con mis papás y mi hermanita, habitamos una casa en el barrio hospital, desde hace unos 6 años, anteriormente alquilábamos una casa en Barrio San Martin. 




Nos mudamos de ahí, porque la verdad ya no se aguantaba, ni se podía estar en la casa donde alquilábamos, por las cosas espeluznante que allí nos sucedían que al principio fueron leves pero con el correr de los días, se iban agravando con mas intensidad. 



El primer hecho sobrenatural, se dió a cabo cuando yo estaba por cumplir años, se venia mi cumple y estaba re contenta, ilusionada y feliz porque venían mis abuelos de Bs As, hacia tiempo que no tenia contacto visual con ellos. Ellos llegaron un una semana antes de mi cumple y se instalaron en la casa, pasamos unos dias hermosos, salimos a comer, pasear etc 



La noche anterior a mi cumple, tuve una pesadilla, soñé que yo estaba sentada en una silla, en el pasillo de la casa y que en mis manos, tenia un libro muy grande y pesado con tapa verde pero no tenia titulo alguno, cuando lo abrí tenia fotos de personas muertas,gente colgada, y mutiladas, las mismas eran en blanco y negro, al ver eso tan espantoso yo tire al suelo el libro cuando este toca el suelo, se enciende en llamas, a todo esto comienzo a escuchar gritos desgarradores. Eh aquí que me despierto en plena madrugada, con un sudor frió y el corazón que me latía a mil. 



Me recosté de nuevo y me puse a pensar en aquella pesadilla y no le encontraba explicación ni significado alguno, pensé... es solo una pesadilla y me levanto de la cama, enciendo la luz y voy al baño. Cuando ingreso, sentí como si alguien pusiera una mano sobre mi hombro derecho, me doy vuelta y no había nadie, reinaba el silencio. 


Entonces simulé que no sentí nada y comienzó a escuchar pasos ahí mismo dentro del baño, es como si alguien estuviese caminando ahí, con zapatos pero no se veía nada, yo seguía ignorando todo aquello, saque el cepillo dental y la crema que siempre dejo en la cajita del baño y cuando levanto la cabeza, miro por el espejo el reflejo de una sombra parada detrás mio. Al ver esta sombra en el espejo me fue inevitable gritar como nunca antes había gritado y sali corriendo del baño dejando tirado el cepillo y la pasta de dientes en el baño 


Desperté a todos en casa y me dio pena por mis abuelos, al principio me costaba explicarlo y hablar por el pánico que yo tenia, mi mamá me trajo una silla en la cocina, cuando yo les contaba lo que me había sucedido poco y nada me creyeron aquella madrugada, esa noche no pude pegar un ojo, lloraba en la cama con una mezcla de sensaciones y sentimientos, sentia miedo, pánico y bronca porque mi propia flia no me creía 


Desde aquella noche se comenzó a escuchar pasos por la casa durante las noches, obviamente no todas pero si muy seguido y con el tiempo todo empeoro, en la cocina cuando eran altas horas de la madrugada las ollas, cacerolas y vasos se movían, se escuchaba como la puerta de la heladera se abría y cerraba con fuerza, en la casa teníamos cortes de luz repentinos de la nada, mi papá hizo reclamos varios reclamos a la empresa de luz, vinieron un montón de electricistas, pero nunca encontraron el porque de los cortes, no había problemas en la conexión, me acuerdo que cuando sucedían esos cortes de luz, se escuchaban ruidos por toda la casa, objetos que se movían de un lugar a otro, voces, risas y llantos de niños que venían de un cuarto vació que usábamos para guardar cajas y cosas viejas 



Lo peor ocurrió una tarde, cuando en plena siesta a mi mamá, se le apareció un hombre sentado en los pies de la cama, vestía jeans y camisa gris. Este hombre le daba la espalda a ella, mi mamá cuenta que en ese momento, no podía hablar, ni moverse, este hombre se puso de pies y comienza a caminar en dirección a la pared siempre dándole la espalda. Cuando se pone frente la pared se detiene y al cabo de unos segundos, comienza a golpearse la cabeza muy fuertemente contra la pared, y en forma repetida sin parar, los sonidos de la cabeza de aquel hombre dándose contra la pared eran muy horribles, ella con miedo, sin poder hablar, ni moverse, solo lloraba mientras veía, ese espectáculo macabro. 

Al cabo de un rato, este hombre de forma repentina, deja de golpear su cabeza contra la pared y se da vuelta, su rostro estaba destrozado y su frente hundida, no tenia ojos solo las cavidades orbitarias, se acerco en dirección de ella, mientras se golpeaba con sus manos, lo que quedaba de rostro, aun cuando se había golpeado ferozmente, no sangraba ni una gota. Se coloca al costado de la cama y se tira al piso, donde también comienza a golpearse de forma salvaje contra el piso. 


En ese momento, entra mi papá alertado por los ruidos, encuentra a mi mamá hecha un mar de lagrimas mirando al techo, nos contó tiempo después, que cuando el vuelve de laburar al poner un pie en la casa, escuchaba un ruido tan fuerte como si alguien hubiese agarrado una masa y golpeara la pared, y por ello se preocupó rapidamente e ingreso al cuarto, el no vio al hombre según lo que cuenta. Ese mismo día guardamos las cosas en el auto y nos fuimos a la casa de una tía, donde nos quedamos hasta que conseguimos un nuevo lugar para vivir. 


La verdad uno, nunca jamas piensa, que le va a tocar vivir situaciones como estas, como en mi caso y el de mi flia pero lamentablemente nos tocó y nos marco de por vida. No mencionamos ni hablamos del tema, tampoco le comentamos mucho, ni a los mas cercanos, por miedo a que nos vuelva a pasar, mi madre un dijo que hablando de lo sucedido se puede atraer todo eso malo de nuevo a este hogar, entonces nadie dice nada. 


Les cuento también, que mis viejos se acercaron mas a la iglesia y al mes vamos como mínimo a dos misas, también tenemos en nuestra actual casa agua bendita 

Prefiero que la publiquen y de forma anónima y gracias por esta oportunidad de compartir mi historia, y la de mi familia.
COMPÁRTELO


 
Top