Hola, me llamo Mariela, soy de aquí de Tucumán y deseo, quiero, compartir una experiencia con todos uds, algo que pasó hace tiempo, cuando era muy chica, debido a la situación financiera, vivíamos por calle don Bosco, una casa que pertenecía a mis abuelos, juntos a ellos, que había pertenecido a la familia por mucho tiempo, con el tiempo a mi papá le dieron trabajo, en una casa de comercio esto significo que hubiese mas plata y al poco tiempo nos mudamos con mi papás y mi hermano menor 



Cuando nos mudamos,tenia sentimientos encontrados por una lado iba a extrañar a mis abuelos y a mis primos (en la casa de ellos vivían también mis tíos con sus mujeres), pero también me daba cuenta aun siendo tan chica que íbamos a estar mas cómodo al lugar que íbamos, esa casa era en san jose. 

Hacia aproximadamente una semana, que estábamos en esa casa, al lado de ella, había un lote baldío, para nosotros (yo y mi hermano menor) era ideal para salir hacer travesuras, lo veíamos como un lugar para jugar, una tarde en que estábamos jugando con mi hermano a las escondidas, me fui a esconder en unos matorrales, estando ahí recuerdo que encontré una muñeca. 


Esta muñeca, estaba en buenas condiciones, si bien estaba sucia tapada de tierra, se notaba que estuvo mucho tiempo abandonada, ese día me la lleve, en un tacho que había en casa me puse a limpiarla, deje que se seque y la lleve a mi pieza, esa noche cuando me acosté a dormir con mi hermano, comenzamos a escuchar ruidos en el ropero, era como si arañaran pero desde adentro. 



Mi hermano muy asustado, me preguntaba, si había alguien adentro del mueble, el ruido seguía, el termino por cruzarse a mi cama, nos tapamos la cara, con la frazada, porque aquellos sonidos no paraban y luego de un rato cesaron, recuerdo que mi hermano se durmió primero y después yo, no se cuanto tiempo habrá pasado, de pronto entro a la pieza mi mamá muy enojada, retándonos a nosotros, 


No entendíamos a mi mamá, el porque estaba así, nos comenzó a reclamar y a ordenar que dejáramos de hacer tanto ruido, nosotros dos le decíamos que no habíamos sido nosotros, no voy a mentir por lo general cuando nos íbamos a dormir con mi hermano, casi todas las veces nos quedamos jugando fuera de hora, pero aquella noche no fue así. 


El día siguiente fue normal, nos olvidamos de los sucesos de la noche anterior, cuando llego la noche, nos fuimos a la cama y como a los 20 minutos de acostarnos, nos dormimos, me desperté por los gritos de mi hermano mas chico, el estaba asustadizo, mi mamá llegó a la pieza para ver que había pasado. 


Ella le pregunto que había pasado, mi hermano asustado, temblando, llorando, abrazado a mi mamá, contó que la muñeca que estaba en el piso, le hablaba que le decía muchas cosas, y que ademas el la vio moverse por la habitación acercándose a su cama, mi mamá me miró y le dijo que era una pesadilla que solo había sido un sueño, yo me comencé asustar porque sabia que la había guardado en el ropero pero yo no entendía como se salió de ahí (mi ropero era un mueble muy viejo, la puerta estaba un poco trabada y había que hacer fuerza para poder abrir). 


Mi mamá se quedó con nosotros, hasta que nos pudimos dormir de vuelta, un par de horas después, me desperté gritando (tuve un sueño muy raro con la misma muñeca), cuando me despierto, me asusté un montón porque sentía adentro de la pieza mía, un llanto, algo o alguien lloraba y eso me ponía los pelos de punta. 



Vi de pronto, que en la cama de mi hermano haciendo ese ruido, estaba sentada esa muñeca, y como lentamente giraba la cabeza, que pánico me toco vivir esa noche. 

Muy desesperada no sabia que hacer, comencé a llamarla a los gritos a mi mamá, ella entro a la habitación y pude ver que estaba totalmente sorprendida (tiempo después me contó que ella misma había dejado en el comedor a esa muñeca después que mi hermano se despertara llorando, que no entendía, como llego ahí), mi hermano se termino despertando y también se largo a llorar por la situación. 


Me preguntó de donde la había sacado yo le conté todo, ella rápido la puso en una bolsa blanca de lozano (los veinteañeros se acordaran de este local de los noventa) y la saco afuera de la casa, volvió y nos llevo a los dos a la cama suya que era de dos plazas, estando los tres en la cama, se comenzó a sentir el llanto de un niño y ruido de bolsas, mi mamá saco una imagen del Sagrado Corazón de Jesús y comenzó a rezar toda la noche. 


Ya tipo 07:00 de la mañana, mi papá acostumbraba a venir en ese horario porque ese era el horario de su trabajo, cuando ya estaba entrando a la casa, el dice que vio, que en el canasto de la basura, esa bolsa blanca se movía, como si tuviera adentro un animalito, cuando entró a la pieza, al vernos a los tres juntos, le pregunto a mi mamá que estaba pasando, ella le contó todo. 



Después de escuchar a mi mamá, se fue al fondo de la casa, junto unas maderas e hizo un gran fuego, luego camino hasta el frente de la casa saco la bolsa y la tiro a la hoguera que había hecho, esto que cuento ya no lo presencie porque no me dejaron salir de la pieza, pero dicen mis papás, que cuando se estaba quemando, de esa bolsa blanca se comenzaron a escuchar gemidos, esto asusto a mis padres, porque también lo que estaba adentro se movía. 


No quedo ahí, mi papá se fue a una iglesia y trajo un sacerdote para que bendijera la casa, nunca mas volvimos a pasar una situación como esa, pero el recuerdo de aquella noche me quedo marcado con fuego............
COMPÁRTELO


 
Top