En ese mismo lugar de la historia anterior, nos relata un camionero...... hola guardian, esto paso hace muchos años en el 77, la zona de la ruta 9, estaba mucho peor que ahora, cero iluminacion, ademas que la calzada estaba en un estado deplorable. 


Iba andando en mi camion, cuando veo que algo se cruza por delante mio, todo paso tan rapido que lo termine atropellando, en ese momento se escucho un golpe en seco por el choque, oia gemidos, como si el animal, estuviera aun con en vida, pongo las luces de valizas y me bajo del camion con linterna en mano. 


Me voy, para detrás de las ultimas ruedas (porque vi que algo se movía) cuando llegue me agache en cuclillas, y mis ojos vieron en ese momento a una personita de no mas de 60 cm,metida entre medio de las ruedas del camión, me asuste tanto que me hice para atrás, mientras trataba de levantarme. 

Este duende, me abrazo la pierna, cuando lo hizo sentí mucho dolor, porque me mordía y ademas no se como explicar pero me estaba quemando en esa zona de la pierna que esa aparición me estaba sujetándome, reaccione y con la linterna yo lo comencé a pegar pero era como pegarle algo muy duro, como a un tronco. La linterna se termino rompiendo por todos los golpes y ya muy desesperado, comencé a golpear mi pierna contra las ruedas del camión. 


Me deshice de el y me fui rápido para la cabina rengueando, ya me dolía bastante caminar, por la adrenalina que sentia en ese momento me subí, cerré la puerta y arranque en menos de 5 segundos, comencé a manejar muy rápido mas de lo que estaba acostumbrado, creo que hice 1 km, ya no se escuchaba nada, cuando pensé que esa situación había pasado. 

Escuche dentro de la cabina una risita de un recién nacido, encendí la luz ya con mucho miedo y vi por el espejo retrovisor, al mismo duende que estaba sentado en la cama de la cabina, tenia un hilo de sangre que venia desde la cabeza, la cual era muy oscura, muy negra, sus ojos del mismo color y muy malignos. 


Clave los frenos del susto, puse las luces de valiza de nuevo y baje, me puse delante del camión y espere un rato, hasta que apareció otro camionero que venia de frente. Yo a esa altura de todo lo vivido ya estaba muy asustado,este hombre se bajo de su camión para ver que me había pasado (esta costumbre de ayudarse entre camioneros es muy común). 


Le conté todo lo que había pasado y decidimos que entre los dos, subir al camión, uno por cada puerta del camión, al hacerlo no encontramos nada, pero había un olor asqueroso, tan fuerte y hediondo que era muy insoportable estar ahi, nos bajamos y nos quedamos por unos minutos conversando. 


Al rato, ya un poco mas calmado, cada uno volvió a su camión para seguir viajando, para mi la sola idea de quedarme solo, me daba tanto miedo, gracias a Dios no paso mas nada, cuando llegue a santiago, me fui directo al hospital, el medico y el enfermo que me atendieron y curaron, cuando me preguntaron que me había pasado, me dijeron "si acaso me había mordido un perro?". 

Yo les conté, lo que había vivido unas horas antes, pero no me creyeron, en esa pierna hasta el día de hoy tengo las cicatrices de aquella ocasión. No se, porque paso eso, y mucho menos se, porque me toco vivir, eso, a mi.......... 

xd


Hola, me llamo leonado, quiero compartir con todos, algo, que le paso a mi papá esta historia todos en mi familia la saben, porque el siempre cuando tenia oportunidad la contaba, ocurrió cuando, el, era aun muy joven, por ese tiempo manejaba un camión, cuando iba saliendo por santiago pasando el aeropuerto y llegando a la estación de servicio, el vehículo se rompió. 



El como sabia algo de mecánica, se bajo a revisar, se dio con que, se había roto la bomba y si o si habría que esperar hasta el otro día para sacarla y llevarla algún mecánico, porque el problema era serio, después de un tiempo apago las luces de la valiza, porque directamente no habia necesidad de que otros camioneros se bajaran, estando afuera del camión, se sentó en el estribo del camión a tomar unos mates por una rato largo. 


En un momento, a unos 20 metros de donde estaba, vio que venia alguien caminando, según, el, un hombre de unos 50 años, al llegar le pregunto "que le paso joven?" mi papa supuso que era alguien del zona, se quedaron conversando un rato largo del camión, en eso mi viejo le ofrece mate pero este le rechazo. 


Mientras charlaban, mi papa le pregunto, si no conocía por la zona algún mecánico y este hombre paso la dirección de uno, diciendo que vaya, que ahí lo iban a poder ayudar, siguieron hablando los dos, fácil unas 4 o 5 horas, casi toda la noche,este señor le dijo a mi papa que vivía muy cerca de ahí, un poquito antes de la entrada al barrio huaycondo. 

Esta charla, ayudo a mi papa a que la noche, no se le hiciera tan larga y que el tiempo pasara mas rápido, ya casi cuando estaba amaneciendo, este hombre se despidió de mi viejo y se fue. Habrá pasado menos de un minuto, que mi papa se dio vuelta para ver adonde se dirigía este hombre, pero ya no había nadie, en ese momento no se asusto ni nada, porque pensó que siendo este hombre un lugareño de la zona capaz que se había metido por unos de los senderos que habían al lado de la ruta. 


Mi papa fue hasta el lugar de la dirección que este hombre le había dado y efectivamente ahí vivía un mecánico, solo que ya no trabajaba, por la edad había dejado a un lado el oficio, tenia como alrededor de unos 70 años,ademas de este hombre, salio el hijo de este también y entre los 3 se pusieron hablar, conversando, el viejito pregunto "quien lo había mandado?", para ahí. 


Termino contando, todo lo que había pasado con el camión y como un hombre se acerco para hacerle compañía toda la noche, este anciano acoto "ese hombre, no dijo su nombre?" mi viejo respondió "gimenez, el rulo gimenez" cuando termino de decir esa respuesta, padre e hijo se miraron y el mas chico dijo "no, puede ser" le dijeron "que donde estaba el camión?". 


El hijo del mecánico saco una caja de herramientas y se fue con mi papa, adonde estaba estacionado el camión,cuando llegaron ahí, este muchacho, contó que ese tal "rulo gimenez" había sido el mejor amigo de su padre, pero que habia muerto unos 20 años atrás, mi papa se quedo sorprendido, callado y a la vez asustado, pensando que este tipo, le estaba haciendo una joda,dijo "dale no me jodas, vos me estas cargando", "no te estoy jodiendo" le respondió este muchacho. 


Siguió contando, el lugar preciso donde había muerto "el rulo gimenez" era precisamente a unos pocos metros de donde estaba el camión, había fallecido a causa de las heridas ocasionadas por un accidente, en el cual lo habían atropellado, mi papa se acerco adonde decía este muchacho había muerto ese hombre. 

Al acercarse pudo ver una gruta, derruida, con una cruz de metal muy oxidada, muy abandonada,en donde se podía leer "gimenez" mi papa se quedo muy sorprendido, extrañado y con mucho miedo. El hijo del mecánico interpreto que "el rulo" quería que su papa lo visitara, porque hace mucho que este, no iba para el cementerio, el arreglo del camión tardo dos días, hasta eso, se quedo en la casa del mecánico. 


Ya cuando estuvo todo listo, el viejito y el hijo, lo acompañaron y mientras caminaban, los tres, el mas chico dijo, que su papa, ya había ido al cementerio ademas que le había hecho pasar misa y que ahora no solo lo acompañaban para colocar la bomba al camión, sino, también para hacer unos trabajos de albañileria a la grutita del "rulo"..........
COMPÁRTELO


 
Top