Hola; soy Sandra, estudio , trabajo aquí en Tucumán, pero lo que te voy a contar me paso en mi provincia en santiago, allá vivo, en el barrio huaycando, paso hace tiempo pero lo recuerdo como si fuera ayer...una noche del mes del febrero bastante calurosa salí con una amiga en su  moto zanella 50 cc. 


Cuando estábamos paseando por la ciudad, nos cruzamos con unos amigos, que iban al asado de un ex compañero del cole, nos invitaron a que fuéramos con ellos y nosotras,no, nos hicimos de rogar y rápido aceptamos, algunos fueron en el auto de unos de los chicos, nosotras fuimos en la moto.

Para quien conoce cuando uno viene por ruta 9 llega al primer ingreso a Santiago, hay una estación de servicio,(para llegar ahí, hay que ir por la izquierda, es una zona recta pasando el aeropuerto,despoblada y oscura), que hasta el día de hoy sigue estando así. 





La fiesta estaba justo al frente de esa estación de servicios, allí en el lugar había una gomeria, todo lo demás era monte, no había nada mas, nos quedamos en esa fiesta, en un momento mi amiga me dice "vayámonos para la casa" esto fue como a las 4 de la mañana, saludamos todos para despedirnos y nos volvíamos por el ingreso, que pasa por el aeropuerto, el trayecto son como unos 5 o 6 km, que es monte puro, no esta alumbrando esa parte de la ruta. 



Cuando íbamos volviendo por ese lugar, en un momento comienza a fallar la moto y comenzamos a patearla, pero nada de nada, no arrancaba. Entonces le digo a mi amiga que vayamos caminando hasta que llegáramos a la parte donde había luz, lo primero que pensábamos, es que se había quedado sin nafta, comenzamos a caminar, ya habíamos hecho la mitad del camino paramos para descansar porque, la moto para nosotras era bastante pesada. 


Ya estábamos por reanudar el viaje, yo agarre la motito levante las patitas para comenzar a pecharla, de pronto veo, que pasan corriendo desde atrás hacia delante de nosotras, dos enanitos no tenían mas de un metro, uno de ellos me choca la piernas y casi me caigo al piso en ese momento, que pasan al lado nuestro, nos cubrió un aire muy frió, lo extraño es que estando todo oscuro, vimos sus rostros deformadamos, las dos, dimos unos gritos por el susto, que nos produjo ver esa imagen, corrieron un poquito mas y se metieron al costado del camino y dejamos de verlos. 

Seguimos caminando con mucho miedo y cada tanto, escuchábamos sus risas, yo le preguntaba a mi amiga, "que eran?" y ella solo me decía "no se", me agarraba fuerte del brazo por el miedo que estaba sintiendo, nos cruzamos al otro lado de la ruta para seguir caminando y así evitar seguir por el lado, en que esas apariciones se habían metido, todo el tiempo se escuchaban risas y murmuros, esos ruidos me ponían los pelos de punta, después de caminar unos 200 metros. 



Sentimos pasos, detrás nuestro como si estuvieran corriendo para alcanzarnos, mi amiga se dio vuelta para ver, y dijo "ahí vienen" y como que quiso correr para escapar, pero no reaccionaba, no sabíamos que hacer las dos en ese momento si correr o quedarse paradas, a las dos las piernas nos temblaban que casi nos caímos, yo del susto, solté la moto para taparme la cara no quería volver a verlos, los ruidos cesaron, levante la motito y trate de patearla para que arranque y no funcionaba. 




Mi amiga estaba en shock, llorando fuera de si, yo solo le decía "caminemos, caminemos, rápido" para salir lo mas pronto posible, en mi mente solo pensaba en irme de ahí y nada mas, volvimos a sentir los pasos alrededor nuestro,y en un momento siento que algo me toma de la pierna, di un grito y tire la moto, me doy vuelta para ver que me sujetaba, a un metro de donde yo estaba estirando el brazo hacia mi, estaba ese duende. 



El cuerpo era totalmente desproporcionado, las piernas cortitas y los brazos extremadamente grandes, quiero soltarme y no podía, yo veía como se reían, con esa risa diabólica, quise salir corriendo y me caí al piso, porque de la desesperación me enrede con mis piernas, cuando me estoy levantando, esa aparición, estaba a mi lado mirándome fijamente, frente a frente, su rostro era horrible, todo demacrado, lleno de arrugas, con un aspecto maligno, los ojos eran muy oscuros y ademas emitía un sonido como el de un animal. 


Mi amiga gritaba "mamá, ayúdame por favor" desconsolada, el otro duende estaba detrás de ella toda esta situación me genero tanto miedo, que no me da vergüenza decir, que me orine encima aquello que vimos se alejo y se perdió en la oscuridad, no podía pararme, por mas que mi amiga me ayudaba, con mucho esfuerzo logre hacerlo y caminar, mi amiga por ratos se adelantaba, yo le gritaba que no me deje sola. 


Ella que no estaba, a mas de un metro de mi, en un momento, la veo caer al piso mientras se cubria la cabeza, no se de donde apareció pero a su lado había algo, que primero no definí bien que era, no tenia mas de un metro, totalmente negro su cuerpo, parecía una ave grande pero tenia el rostro de una persona, sentí el ruido de un aleteo y se perdió volando en el monte. 


Mi amiga y yo, llorando desconsoladas, sin saber que hacer, y algo bueno sucedió, vimos unas luces que venían por la ruta para mi fue un alivio muy grande en ese momento, nos paramos en el medio de la ruta, se paro y salieron de adentro de ella dos chicos y una chica, pensaba que habíamos tenido un accidente, porque vieron la moto tiraba, apenas pudimos contar todo lo que habíamos vivido hace instantes, los varones cargaron la motito en la caja de la camioneta. 


Cuando habían terminado de subir la motito, todos comenzamos a escuchar unas risas y unos pasos como si alguien caminara al lado de la ruta, sin haber nadie, la chica se asustó y se subió los chicos hicieron lo mismo, pero en ese momento en que arranco la camioneta vimos cruzar delante nuestro una figura oscura, ellos quedaron, muy espantados, muy asustados. 


MI amiga paso la noche en mi casa, esta experiencia que tuvimos las dos, se la conté a todos en mi casa, mi mamá me dijo que todo lo que me paso fue obra de una bruja que cerca de ese lugar, vivía una mujer curandera que se dedicaba a la magia negra, mi amiga cuando se fue a bañar, vio que por toda la espalda, tenia marcas de unas manitos muy chiquitas, (vieron cuando te pegan un chirlo y te queda colorada la piel bueno así..) estas marcas al día siguiente desaparecieron......
COMPÁRTELO


 
Top