Hay carreteras que tienen muchas anécdotas interesantes por cada población que atraviesan, las cuales muchos curiosos prefieren conocer a la luz del sol por ser aterradoras y escalofriantes, porque a las anécdotas que me refiero son aquellas que involucran apariciones fantasmales o seres misteriosos que esperan en las vías solitarias para tener encuentros escalofriantes con aquellas personas que se atreven a recorrerlas a altas horas de la noche. Les presento pues 3 historias escalofriantes en carreteras ( las historias están narradas a mi manera)...



NOCHE ESTRELLADA



Una pareja de novios habían decidido aventurarse a un lugar alejado de la ciudad, para aprovechar esa hermosa vista que les regalaba aquella maravillosa noche estrellada. Pasaron varias horas admirando el firmamento, ya que en medio de la urbe, con tanta contaminación visual, no habían visto que las estrellas brillarán tanto, era de los momentos mas románticos que habían tenido.

El correr de la noche trajo consigo un clima demasiado frío y aunque los enamorados se acurrucaban mutuamente, tuvieron que ceder y optar por abandonar aquel lugar, para la mala fortuna de la pareja el frío también había afectado el vehículo, y les fue imposible entenderlo a pesar de tratar por varios minutos, así que el hombre decide ir a buscar ayuda, pues la carretera está muy cerca y volverá en cuanto pueda. Aunque la idea le provocaba susto a la chica, ella entiende que debe quedarse sola y esperar cuando el regrese, así que se encierra en el auto de la mejor manera posible.

Después de unos minutos empieza a inquietarse, a donde sea que ella mira sólo hay oscuridad y soledad. De pronto, ella empieza a escuchar una serie de sonidos que no puede identificar, especialmente uno que viene del techo del auto, lo cual le hace caer presa del mas profundo miedo. Poco después se clama y termina dormida.

A la mañana siguiente, un golpetazo en el cristal del auto la despertó asustada. Un par de policías la obligaron a bajar del vehículo y le advierten que no mire atrás, pero ella hace caso omiso a la advertencia de los policías y da vuelta...

Se le seca el corazón de ver la escena más espantosa de su vida: su novio colgado de un árbol mientras sus pies rozaban el techo del carro, ahora se explicaba los extraños ruidos de la noche anterior...


LA ENFERMERA



Está historia fue un hecho real y le sucedió a un taxista llamado Juan. El cual era residente en el Estado de México. Sucedió una noche aproximadamente a las 11:00 p.m. Tuvo que ir a un lugar muy solitario, donde habían solicitando su servicio por teléfono, la dirección que le habían dado coincidía con un hospital, pero al llegar al lugar, no encontró a nadie. Así que Juan decidió encender la radio y esperar, pero al poco rato, Juan giro su cabeza hacia la ventana del carro y se dio cuenta que había una enfermera parada mirándolo fijamente...

Juan se había llevado un gran susto, en seguida la enfermera con aspecto un poco extraño, se subió al taxi y le indicó a Juan que la llevará al metro más cercano. Durante el trayecto, Juan evito mirarla por el espejo retrovisor, pero escuchaba unos extraños susurros y sentía un viento helado que venía del asiento de atrás.

Al cruzar por debajo del puente, algo totalmente aterrador ocurrió, Juan decidió ver por el espejo retrovisor, pero su sorpresa fue espantosa al darse cuenta de que la pasajera misteriosa no se encontraba atrás y que la puerta se encontraba abierta. Así que Juan freno el taxi, para ver que había sucedido, al bajarse del auto no encontró a la mujer, era como si hubiera desaparecido.

Juan no podía creer lo que estaba sucediendo, no sabia que estaba pasando, aquella mujer había desaparecido sin explicación alguna. Juan resolvió irse para su casa confundido y asustado. Sin embargo, al llegar a su casa, en el instante en que se iba a bajar del taxi, escucho una voz en el asiento de atrás que le dijo: -"no me llevaras al metro más cercano?"-


EL CADÁVER



Un muchacho llamado Pedro que sabía conducir vehículos automotores, solicito un trabajo como piloto de una ambulancia, que pertenecía a una funeraria de una ciudad al accidente de Guatemala. En fin, le dieron el trabajo y en una oportunidad lo mandaron a la ciudad de Guatemala a traer un cadáver.

Pedro llego a la capital y efectivamente recogió el cadáver que debía ser trasladado a su lugar de origen; pero resulta que Pedro no se preocupo por mirar el cadáver y además debía viajar sólo. Llego el momento de partir y al llegar aproximadamente al km 120 de la ruta interamericana que conduce hacia el occidente del país, siendo hay un lugar solitario. De pronto, la ambulancia pincho una llanta, Pedro se baja con sus herramientas para cambiar el neumático.

De repente, siente que le tocan el hombro, al girar, para ver quien era, se da cuenta que es un señor con aspecto un poco raro y demacrado, quien le ofrece ayuda a Pedro y entre los dos cambian la llanta. Pedro entonces, le agradece por su ayuda y le da la mano, Pedro describe que la mano del sujeto era muy fría y sintió una extraña sensación, el extraño sujeto sigue su camino hasta desaparecer en la lejanía y Pedro sigue su rombo. Al llegar al destino, la casa de la familia del difunto, el ataúd fue colocado en una habitación. Deciden destapar el ataúd, pero en eso Pedro se pone pálido y cae desmayado, los familiares del difunto no se explicaban lo que había sucedido con Pedro. Entonces cuando Pedro se repuso, salio corriendo de aquella casa y tomó la decisión de renunciar de su trabajo. La razón por la que se había desmayado y por la que quería renunciar a su trabajo, era porque la persona que le ayudo a cambiar la llanta de la ambulancia, era exactamente el cadáver que se encontraba en ese ataúd...

COMPÁRTELO


 
Top