"TODO PARECE EXTRAÑO"

Dijo un piloto, dando el puntapié inicial a un mito imperecedero.


¡HOLA A TODOS!

Mucho más que un mito aislado, la historia del vuelo 19 y su incierto ha fundado una máquina entera de crear misterios.



Cinco aviones de entrenamiento salieron de la estación naval en Fort Lauderdale, Florida, el 5 de diciembre de 1945. El piloto del avión que los dirigía se quejó de que sus brújulas y aparatos no estaban funcionando bien y que no sabía dónde estaba. Después de varias horas de vuelo, los aviones se quedaron sin gasolina y, hasta la fecha, ni se los ha vuelto a ver. "Parece que estamos entrando en aguas blancas. Estamos completamente perdidos", dijo el piloto de la Torre de Control. Luego, el silencio. Un silencio que no se ha quebrado aún.

De allí en más comenzaron a surgir historias de aviones perdidos en ese preciso lugar del globo, ubicado entre Miami, Puerto Rico y las Bermudas, manteniéndose el misterio vivo durante décadas, hasta la actualidad.



En esa misma jornada desapareció otro avión, el OBM Mariner que salió en misión de rescate; otros tres aviones desaparecieron allí en 1948 y 1949 y un yate naufragó 1955.


En 1963, luego de la desaparición de dos aviones de la Fuerza Aérea de los EE.UU. el escritor Vincent Gaddis escribió un artículo periodístico advirtiendo la presencia de fuerzas sobrenaturales que actuaban en ese área del océano, a la que nombró por primera vez con un término que pasaría a la historia: el Triángulo de las Bermudas.



Desde ese momento, la máquina mitológica no paró de incrementar su producción, dando lugar a enormes cantidades de libros, artículos, teorías, conferencias y debates en todo el planeta, que se mantuvieron desoyendo las investigaciones que dieron respuestas a cada una de las desapariciones, o al menos, a la mayoría de ellas.



En total, hasta donde sabemos, 75 aviones y cientos de barcos desparecieron en esta zona. Las posibles causas de las catástrofes han sido muy variadas a lo largo de los años, desde interferencias paranormales y electromágnéticas que causan problemas en las brújulas, el mal tiempo, las corrientes del golfo, entre otras. Sin embargo, muchos escépticos cuentan que las desapariciones que se han dado a lo largo de la historia en ese lugar se han debido, sobre todo, a las condiciones meteorológicas tan terribles que alberga.




Muchas investigaciones parecen indicar que los errores humanos que se han dado, junto a las malas condiciones meteorológicas (numerosos, huracanes y ciclones), son los que han creado la leyenda de este lugar. Las numerosas desapariciones parecen ser igual de numerosas al de otras regiones del mundo.




Desde 1945, que sucedió el primer suceso cualquier desaparición o hecho similar se convertirían en noticias de gran impacto en todos los países, creando una famosa leyenda de un lugar maldito. Tras esto, una gran cantidad de expertos de todos los ámbitos trataban de hallar la razón de estas desapariciones. Muchos ufólogos afirmaban con rotundidad que se trataban de abducciones perpetradas por alienígenas. También se habló incluso de puertas interdimensionales…






Pero los científicos han hallado una razón que te dejará “helado”, ya que es más extraña que los ovnis o cualquier otra cosa. Para descubrirla hay que desplazarse bastante lejos… el Ártico.






Un grupo de científicos encontró algo espectacular en un mar perteneciente al océano Ártico, concretamente el mar de Barents, ubicado en Noruega. Encontraron lo que parecieron ser una serie de cráteres de más de 800 metros de diámetro y de más de 45 metros de profundidad. En dichos socavones podría suceder algo bastante peculiar, en ellos son filtrados una gran cantidad de gas metano que permanecen sumergidos hasta que explotan, siendo entonces liberados al exterior.





Al parecer, tales explosiones son tan poderosas que pueden llegar a provocar el hundimiento de barcos de gran tamaño. Un hecho impresionante que puede arrojar luz sobre el misterio de las Bermudas. ¿Quién lo hubiera pensado? ¿Pero qué tiene que ver esto?





Un científico ruso llamado Igor Yeltsov, de la universidad de Geofísica de Novosibirsk, ya comentó que podía haber una relación entre estos extraños cráteres y las desapariciones del Triángulo de las Bermudas. Varias teorías dicen que los sucesos paranormales podrían deberse a la reacción de hidratos de gas, hielo que proviene de los cráteres de Noruega, el cual alberga gas metano en su interior. Cuando este se descongela, se produce una reacción que tiene como consecuencia una gran explosión.





De acuerdo a sus palabras, “el océano se calienta de esta manera y las embarcaciones no pueden combatir con esto", dijo Yeltsov.

Todavía se tienen que realizar muchas pruebas, pero esta curiosa razón debería solucionar de una vez por todas este prodigioso misterio. Pensándolo bien, tiene bastante sentido. ¿Tú que crees? ¿Podría tener algún tipo de relación?



EN FIN GENTE, ESPERO QUE LES HAYA GUSTADO, UN ABRAZO A TODOS Y NOS VEMOS EN LA PRÓXIMA. ¡ADIOS!



COMPÁRTELO
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...


 
Top